¿Se puede saber cuánto se va a vivir? Pues actualmente no, pero investigadores españoles, del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), acaban de descubrir un indicador de longevidad en los mamíferos (las pruebas se realizaron con ratones). La respuesta se encuentra en cómo evoluciona la longitud de los telómeros (las secuencias genéticas que están en los extremos de los cromosomas) a lo largo de la vida. Esto ayuda a conocer la esperanza de vida de un organismo en función de la velocidad a la que envejecen sus células.

El trabajo, publicado en la revista Cell Reports, abre nuevas posibilidades para estudiar el efecto sobre la velocidad a la que envejece el organismo de algunos hábitos de vida, como la dieta o el tabaco, o de los tratamientos médicos.

La longitud de los telómeros: claves en la longevidad

“Los cromosomas, los contenedores celulares de la información genética en los seres vivos, presentan en sus extremos unas secuencias repetitivas de ADN llamadas telómeros. Estas secuencias actúan como capuchones que protegen el material genético ante cualquier agente que lo pueda dañar y comprometer con ello las funciones de las células”, explican los investigadores.

Para llevar a cabo la investigación se recogieron muestras de sangre de forma periódica a un mismo individuo para extraer las células. Los ratones que vivieron más tiempo “no eran aquellos que tenían telómeros más largos a una edad determinada, sino aquellos en los que el acortamiento telomérico a lo largo del tiempo era menor”.

“Lo que importa no es tanto tener los telómeros largos en un momento dado, sino la tendencia o evolución en la longitud de los telómeros a lo largo del tiempo”, señala Elsa Vera, primera autora del trabajo. La investigación en esta línea podría ser clave para prevenir enfermedades o desarrollar nuevos fármacos para tratarlas.

Las claves para una larga vida, en cualquier caso, sigue siendo un misterio. En cambio, poder disfrutarla con plenitud hasta el final depende de haber tenido la previsión para que no nos falten medios para hacerlo como los que nos proporciona el Plan de Pensiones MAPFRE.