Existen ya monedas virtuales y métodos de pago electrónico con sobrada experiencia y seguridad como para que puedas realizar tus compras de bienes y servicios por Internet sin ningún tipo de temor. Elige siempre los más fiables.

 

 

Los medios de pago han sido siempre una prioridad en el desarrollo del comercio digital. Todas las compañías involucradas en el despegue del comercio vía Internet tenían claro que para conseguir un éxito masivo y sin precedentes que cambiara los hábitos de consumo, era imprescindible habilitar y ofrecer monedas virtuales y métodos de pago seguros y fiables.

 

Hoy la carrera por ofrecer pasarelas de cobro que generen confianza en el consumidor y sean además cómodas y accesibles a todos, continúa en marcha, pero ya hay monedas virtuales y métodos de pago en los que puedes confiar y que ofrecen seguridad.

 

Lo más nuevo: bitcoins

 

El dinero de Internet, esa moneda virtual que parecía que nunca iba a salir de las películas de ciencia ficción es hoy una realidad que se llama bitcoins. Esta unidad monetaria no es una novedad, aunque sí es cierto que se espera que sea este 2018 el año de su despegue en popularidad.

 

prepareFrame(«recomendador_3», 31, document.location.href);

    Hoy el bitcoin o criptomoneda ya puede utilizarse como forma de pago virtual en algunas tiendas pequeñas y en grandes sitios de referencia online como Google o Amazon, pero por el momento el uso dista mucho de ser habitual ni popular. Durante 2018 se verá cómo avanza –o no- este medio de pago como moneda de uso cotidiano o si se queda relegada a grandes operaciones financieras o al uso empresarial, por ejemplo.

     

    Lo más recomendable para pagar en Internet

     

    Por fiabilidad, extensión y experiencia hay tres métodos de pago en la red que lideran hoy el mercado. Las principales grandes, medianas y pequeñas tiendas virtuales las ofrecen y millones de personas operan así cada segundo en el mundo.

     

    • Pago con tarjeta

    La tarjeta de crédito – la de débito no siempre se acepta- está muy cómoda y afianzada en su trono como medio de pago número uno también en las transacciones en la red. Sin duda, las pasarelas de pago con tarjeta son seguras – ninguna al 100 por 100- y muy fáciles de usar siempre que el consumidor tenga una de estas tarjetas de su banco o entidad financiera. El Seguro de Hogar MAPFRE incluye en su cobertura por robo el uso fraudulento de la tarjeta bancaria, lo que hace que sea una alternativa completamente garantizada si eres titular de esta póliza.

     

    • Apps

    La mayor parte de las entidades financieras han desarrollado en 2017 sus propias aplicaciones para el pago en Internet, las que no tienen el propio permiten a sus clientes o recomiendan el uso de alguna de las universales y se espera que en los próximos meses salgan nuevas apps para posibilitar el pago seguro en la red.

     

    • Intermediarios

    Con Paypal a la cabeza, el pago en la red a través de intermediarios se mantiene por el momento con un nivel de aceptación bastante elevado aunque el uso no se ha visto acelerado pese a su experiencia. Su seguridad está garantizada por la empresa mediadora que es la que custodia y guarda los datos del cliente. El comprador debe ser usuario de Paypal o de la empresa elegida.

     

    Las formas de pago con los días contados

     

    Aunque aún puedas comprar en algunas tiendas online a través de transferencias y también contra reembolso, es probable que éstas sean las formas de pago que menos futuro tengan.

     

    • Contra reembolso

    Perdura por la comodidad y la seguridad que ofrecen a los consumidores menos digitales que aún desconfían de las compras por Internet por falta de conocimiento o cultura virtual. La brecha digital por edad o desarrollo que aún perdura en algunos lugares permite que el pago contra reembolso –heredado de las compras por catálogo tradicional, por ejemplo-. No es un pago inseguro, pero es poco cómodo en general y no se ofrece de manera generalizada.

     

     

    • Transferencias

    En los inicios de las compras por Internet, en los espacios más informales, apps de compra y venta de segunda mano, el pago por transferencia es habitual. Sin embargo, es hoy de las opciones menos seguras ni recomendables, salvo que  confíes en el receptor de tu dinero y del lugar donde estés comprando, no aceptes el pago por transferencia por anticipado y evítalo.

     

    Estas –y otras diferentes – formas de pago están vigentes actualmente. Conociendo cada una de ellas, elige la que más se adapte a tus necesidades y a tus preferencias, pero siempre sin comprometer tu dinero ni tus datos. Aunque seas un usuario habitual de tiendas virtuales no bajes la guardia y atiende siempre a las recomendaciones de seguridad para no correr peligros innecesarios.