///Personas mayores que viven solas

Personas mayores que viven solas

3 minutos | Las personas mayores que viven solas tienden a ser más pesimistas y disponer de menor autonomía que las que viven acompañadas. Analizamos las causas y cómo revertir la situación.

Aquellas personas mayores que viven solas son más propensas a ser pesimistas y tienen menos autonomía personal. Un informe reciente muestra que la soledad puede llegar a ser muy negativa en los ancianos. No tener a nadie con quien compartir hogar afecta tanto al bienestar físico como al estado mental y al estilo de vida.

El informe sobre las personas mayores que viven solas

    Los datos recabados sobre cómo afecta la soledad a las personas de avanzada edad han sido obtenidos gracias a un informe titulado Padres mayores, generaciones y solidaridad familiar y realizado por la Cátedra IsFamily Santander con la colaboración de UIC Barcelona y la Università Cattolica del Sacro Cuore.

    Para obtener la información, se ha realizado una encuesta que se ha repartido a 600 personas de entre 64 y 75 años. El cuestionario está formado por 99 preguntas conectadas con las relaciones familiares, la memoria, la salud, el tiempo libre o la percepción de la ancianidad.

    En definitiva, se trata de un completo análisis que sirve para examinar la percepción que tienen los ancianos de la sociedad y el punto de vista de las personas mayores que viven solas.

    Situación mental y física de las personas mayores que viven solas

    Una de las conclusiones del informe es que las personas mayores que viven solas presentan un mayor pesimismo que aquellas que comparten casa. Los ancianos en situación de soledad se perciben a sí mismos como más viejos y muestran una mayor insatisfacción vital.

    Este tipo de datos deben servir como un toque de atención, pues es una muestra de que estar solo en casa no es positivo para el estado de ánimo. Un factor muy influyente que afecta a esta desilusión es que tienen una red familiar más pequeña y unas relaciones de amistad menos intensas.

    Sin embargo, vivir en soledad cuando se alcanza la tercera edad no solamente tiene efectos negativos en la mente, sino que también se extrapola al cuerpo. De este modo, las personas mayores que viven solas suelen ser menos activas y tener un estado de salud más delicado que aquellas con un compañero en la vivienda. Por último, otra de las consecuencias es una menor autonomía y la necesidad de ayuda externa para mantener un buen estado de salud.

    Hombre mayor mirando el horizonte en soledad

    Situación de las personas mayores que no viven solas

    Otro grupo estudiado en el informe es aquel formado por personas que viven en pareja y con sus hijos. En este caso, los ancianos tienen una percepción de que hay un gran salto generacional y se sienten más viejos al comparar su estado con la juventud de sus vástagos. Su físico tampoco es extraordinario, pues suelen tener rutinas más sedentarias y precisan de asistencia para realizar algunas acciones diarias.

    Las personas mayores que viven únicamente con su pareja son las más alegres y cuentan con el mejor estado de salud. Esto es debido a que disponen de un capital familiar más alto y a que llevan a cabo un nivel de vida más activo, lo cual repercute en un mayor positivismo y una mayor vitalidad. Por lo tanto, según los datos recopilados en el estudio, se trata del tipo de núcleo familiar más idóneo para disfrutar de la jubilación.

    Las personas mayores que viven solas tienen una calidad de vida menor que aquellas que lo hacen solamente con su pareja. Para evitar la soledad y mejorar el punto de vista del futuro es aconsejable tener un ritmo activo, una amplia red de amistades y un soporte económico. Los Planes de Pensiones MAPFRE permiten ahorrar dinero para poder disfrutarlo cuando llegue la jubilación.

    2019-06-19T12:42:52+02:0021 septiembre, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.