¿Es recomendable ahorrar en euros?

///¿Es recomendable ahorrar en euros?

¿Es recomendable ahorrar en euros?

La rentabilidad de ahorrar en divisas nunca está asegurada, por eso si quieres embarcarte en este mercado, se recomienda ahorrar en valores seguros; es decir monedas muy estables. Por ejemplo, puedes ahorrar en euros, dólares o yenes japoneses. El mejor […]

La rentabilidad de ahorrar en divisas nunca está asegurada, por eso si quieres embarcarte en este mercado, se recomienda ahorrar en valores seguros; es decir monedas muy estables. Por ejemplo, puedes ahorrar en euros, dólares o yenes japoneses.

El mejor mecanismo para asegurar el ahorro a largo es diversificar las herramientas o instrumentos con los que ahorras. Puedes invertir, entre otros muchos productos financieros, en fondos de pensiones, compra de deuda y también en monedas.

No todas las monedas son recomendables para el ahorro. Si estás pensando en ahorrar en divisas, ten en cuenta que lo más importante es que esa moneda sea fuerte, estable y que no sufra grandes movimientos económicos, ya que, te puedes arriesgar a perder el capital invertido.   Invertir en divisas internacionales es un tema complejo, ya que es un mercado es muy cambiante y los valores y las tasas fluctúan constantemente. Se recomienda invertir en divisas, sobre todo si la moneda de tu país no es muy estable y quieres encontrar una forma segura de ‘’guardar’’ tus ahorros.

Antes de ahorrar en otra moneda debes conocer los términos básicos de este mercado:

  • Mercado de divisas: Lo forman los importadores, exportadores, bancos… es decir todos los actores que forman parte del mercado de compra y venta de divisas. En este entorno se intercambian monedas de un país a otro.
  • Depreciación: Este término hace referencia a la devaluación de una moneda en particular respecto a otras.
  • Tipo de cambio: Es el precio por el cual se intercambia una moneda por otra. Está determinado por la ley de la oferta y la demanda del mercado de divisas.
  • Paridad: En términos económicos, se dice que existe una paridad cuando una moneda tiene el mismo valor en diferentes países.
  • Factores macroeconómicos: El valor de una moneda está basado en la situación económica y política de su país de origen.

Además de estos breves conceptos, es muy importante tener en cuenta la cantidad de capital que quieres destinar, el momento de compra de divisas, el producto financiero que decidas para ahorrar y sobre todo cuál o cuáles van a ser las divisas por las que decidas apostar en este proyecto de ahorro.

  • Destina un porcentaje bajo de tus ahorros a un fondo de una moneda que no sea la tuya. De este modo, si esa moneda se desploma con respecto al resto, la pérdida no será tan grande. Si esto sucede, siempre podrás esperar a que el valor de la moneda vuelta a subir para decidir qué hacer con tu dinero: vender las divisas o seguir ahorrando en ella.
  • Elige el mejor momento para comprar divisas. Por muy estable que sea una moneda, siempre tiene cambios en su valor debido a causas económicas, políticas o por otros motivos consecuentes de la Ley de oferta y demanda del mercado de divisas. Aprovecha el momento en el precio de la moneda esté más bajo de lo normal para realizar la inversión, ya que por poco que sea, si quieres comprar una gran cantidad de euros, por ejemplo, unos céntimos por euro, puede suponer un gran ahorro.
  • Nunca compres ‘’billetes’’. Si piensas invertir en una moneda diferente a la tuya, invierte en fondos de inversiones. Las monedas pueden sufrir deflación y necesitarás invertir un producto que te rendimientos por cotización y por interés.
  • No vale cualquier moneda. Como ya hemos mencionado anteriormente, por diversas causas existen unas monedas más fuertes que otras. Siempre se debe invertir en las que son fuertes y estables e incluso puedes invertir no solo en una, sino en varias. Por ejemplo: dólares y libras

Las mejores monedas para ahorrar

Dólar estadounidense

pese a que ha sufrido devaluaciones en los últimos años, el dólar estadounidense lleva siendo desde la Segunda Guerra Mundial con el tratado de Bretton Woods, la moneda más potente del globo. Es la moneda más utilizada tanto en EE.UU. como fuera de él y también en la que más transacciones económicas se realizan.

Euro

Aunque parezca complicado de creer, el euro a día de hoy se ha consolidado lo suficiente como para ser considerada la segunda moneda más estable y fuerte del mundo. En algunos países africanos y asiáticos ha sustituido al dólar como moneda de transacción y pese a la crisis económica, el euro se ha mantenido bastante estable gracias al respaldo de los países europeos de economías muy estables como Alemania o Francia.

Yen japonés

Como es obvio, es muy popular en Asia y tiene la función de moneda refugio, ya que el gobierno japonés controla mucho la economía. El yen japonés pese a que se devaluó mucho durante los años 90, el Yuan chino no acaba de imponerse.

Franco suizo

Esta moneda es una de las más estables del mundo y tiene mucha tradición. En la Primera Guerra Mundial ya se utilizaba como moneda de transacciones en Europa y a día de hoy, tanto su mercado económico, financiero y bancario son muy estables.

Libra Esterlina

La divisa de Reino Unido es una de las más antiguas del mundo y aún se encuentra en circulación. Aunque ha perdido mucho valor desde sus inicios, gracias a la City de Londres y a todo su mundo financiero sigue gozando de gran popularidad y fortaleza. ¿Ya te has decidido por una de estas monedas? ¿O estás pensando en invertir en varias? Si aún no lo tienes claro, puedes valorar otras formas de ahorro o inversión. También puedes infórmate sobre los Planes de Pensiones MAPFRE y empezar a ahorrar según tus necesidades.

En MAPFRE tenemos un producto para cada necesidad, desde planes de ahorro para quienes no quiere invertir en un producto de muy largo plazo, como los PIAS, hasta las mejores soluciones para proteger el momento de tu jubilación con los Planes de Pensiones MAPFRE.

2019-09-25T11:44:40+02:0021 febrero, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar