En el mercado laboral actual, esta generación representa una oportunidad, pero también un reto. Por regla general, los millennials son personas flexibles y creativas aunque con tendencia a la frustración cuando sus expectativas no son cumplidas.

Si trabajas con un millennial, seguro que hay ciertos rasgos y peculiaridades que te interesan conocer: muchas empresas de tecnología, especialmente Startups, han descubierto el valor de algunas personas que responden a la perfección a las características de esta generación, encontrando en ellas una gran fuente de talento. Aunque una generación no es un parámetro definitivo para valorar aptitudes, sí existen ciertos rasgos que te ayudarán reconocer si hay un millennial en tu trabajo.

¿Cómo es trabajar con un Millenial?

  • Una generación que trabaja a otro ritmo. Esta es una de las conclusiones de las que se desprende un informe elaborado por una reconocida empresa de reclutamiento sobre 19 mil trabajadores de esta generación y con 1.500 directores de contratación de 25 países. Los millenials demandan una metodología de trabajo que requiere comunicación sobre su carrera y desarrollo.
  • Distinto concepto de estabilidad laboral. Para esta generación, la estabilidad laboral no consiste en tener un empleo seguro a largo plazo, sino mantener su ritmo de vida o tener habilidades acordes a las demandas del mercado.
  • Lo importante es la trayectoria, no el cargo. Entienden que los puestos de trabajo son el camino para conseguir una mejora personal, otorgando especial importancia a las habilidades adquiridas.
  • Valoran la posibilidad de gestionar su tiempo. Sin duda un concepto bastante universal pero que en el caso de los jóvenes millenial puede traducirse en frecuentes ausencias por temas personales. En concreto, el 86% de los españoles de esta generación prevé parones de más cuatro meses.

Por otro lado, y en relación a la percepción que tiene esta generación sobre su futuro, un 3% de los millennials en nuestro país considera que la jubilación es algo que no alcanzarán. Lo que sí es seguro es que la preparación de la jubilación por parte de estos jóvenes supone un desafío para todos los actores implicados.

Por eso, es muy recomendable comenzar a planificar la jubilación lo antes posible con un plan de pensiones que complemente las pensiones públicas para garantizarse la mejor calidad de vida llegado el momento de jubilarse.