///Vivimos bien en España: ¿mito o realidad?

Vivimos bien en España: ¿mito o realidad?

5 minutos | Con las prisas del día a día muchas veces no nos paramos a pensar en nuestra calidad de vida y cuando lo hacemos ponemos nota a nuestra opinión. Ahora gracias a un estudio de la OCDE podemos poner esa nota […]

Con las prisas del día a día muchas veces no nos paramos a pensar en nuestra calidad de vida y cuando lo hacemos ponemos nota a nuestra opinión. Ahora gracias a un estudio de la OCDE podemos poner esa nota en comparación y determinar cuánto hay de mito o de realidad en la afirmación de que se vive bien en España.

 

¿Vivimos bien en España? Sin duda tenemos una opinión para esta afirmación que puede considerarse subjetiva. Pero la realidad es que si intentamos puntuar esta afirmación nos quedamos con la convicción de que estamos en la media desde un punto de vista global.

 

Ahora bien, si nos acercamos a mirar detenidamente los datos recogidos en el último informe de la OCDE, ¿Cómo va la vida?, somos testigos de una comparativa en la que vemos cómo es la situación respecto al resto. Y sin duda hay cifras sorprendentes.

 

 

Para empezar a dar luz y finalmente poder valorar si vivimos bien o no el estudio comienza por recoger una escala en la que valoramos la importancia que damos los españoles a áreas principales de nuestra vida. Así, como podemos ver en la infografía, la salud es prioritaria para nosotros y junto a ella en el top seis están la educación, la conciliación, la satisfacción, la seguridad y el trabajo.

 

En el otro extremo, encontramos el medioambiente, la vivienda, los ingresos, la comunidad y el compromiso cívico. Pero ¿cómo es la situación española en cada uno de estos asuntos?

 

¿Vivimos bien en comparación con el resto de países que analiza la OCDE?

Si empezamos por abordar el tema de mayor interés la salud vemos que nuestra situación es algo mejor que en el resto de la OCDE, nuestra esperanza de vida es más alta (83 vs 80 años) y hay más gente que asegura que goza de buena salud (72% vs 69%).

En educación  por el contrario no podemos ser tan optimistas si bien el promedio de tiempo que pasamos estudiando entre los 5 y los 39 años es muy similar (17,9 años en España vs 17 en la OCDE), la población con estudios superiores entre 25 y 64 años es bastante menor con una diferencia de 16 puntos porcentuales.

Otro de los puntos candentes y de más importancia es la conciliación. Conseguir casar trabajo, familia y tiempo libre no es tarea sencilla y quizás pueda sorprender a muchos que en España solo el 5% de los empleados declare tener un horario de trabajo muy largo frente 13% que lo afirma en el estudio global.

 

Y como no todo pueden ser diferencias estamos prácticamente en la media si hablamos del tiempo que los trabajadores a jornada completa dedicamos al cuidado personal y al ocio, 15,9 horas frente a las 15 horas de la OCDE.

¿Estamos satisfechos en rasgos generales con nuestra vida? En una escala sobre 10 valoramos con un 6,4 nuestra satisfacción lo que nos sitúa dentro de la media y a 1,1 puntos del país que mejor puntuación obtiene: Noruega (7,5).

 

Si de algo podemos sentirnos orgullosos sin lugar a duda es de los resultados obtenidos en materia de seguridad el 83% de las personas afirman sentirse seguras al caminar solas de noche contra el 69% que lo hace en la OCDE. Y, lo mismo sucede con la tasa de homicidios que pasa del 0,6 en España al 3,6 en la OCDE.

Respecto al trabajo no todos los datos son tan positivos. El 60% de la población en edad laboral tiene un empleo remunerado frente al 67% de la OCDE y hay una brecha con los desempleados de larga duración de 7,5 puntos, 9,5% vs 2%.

 

El salario medio anual es de 31.600 euros aproximadamente casi 6.000 euros por debajo del resto y los trabajadores afrontan un riesgo de 17,3% de pérdida de ingresos en caso de quedar desempleados en comparación la OCDE donde es un 4,9%.

 

Cada vez es mayor la conciencia social en cuanto al cambio climático y el medioambiente. Así el 73% dicen estar satisfechos con la calidad del agua (vs 81% OCDE). Y aunque estamos por debajo respecto a la media ya que los niveles de partículas PM2.5 son de 11.5 microgramos por metro cúbico (19,3), seguimos superando el límite anual recomendado de la OMS que es de 10.

Al poner nuestra atención en el hogar podemos descubrir que gastamos alrededor del 22% de nuestros ingresos brutos en el mantenimiento de la vivienda un dato similar a los resultados globales del informe al igual que el del número de habitaciones por persona que es de 1,9.

El ingreso familiar disponible neto ajustado promedio per cápita es de 19.500 euros al año (OCDE de 25.800 euros) y el patrimonio financiero neto familiar promedio per cápita se estima en 29.900 euros (OCDE 76.500 euros).

 

Por último, en cuestión de confianza en la comunidad y del compromiso cívico hay que destacar 3 datos de relevancia. Por un lado, el 95% de las personas creen que conocen a alguien en quién pueden confiar cuando lo necesiten (vs el 89% de la OCDE) y por otro, en las últimas elecciones la participación electoral en España fue del 70% de las personas registradas (cuando la media es del 69%) y el nivel de participación ciudadana en materia legislativa es de 1,6 sobre 4, algo menos que en la OCDE donde llega al 2,4.

2020-05-04T11:08:57+02:0022 diciembre, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.