3 Min de lectura | La implantación del teletrabajo en las empresas ha obligado a buscar sistemas de conexión eficientes. En este contexto, son cada vez más las personas que optan por crear una red VPN (siglas de Virtual Private Network). A continuación, explicamos en qué consiste.

La pandemia del coronavirus ha instaurado el trabajo desde casa en muchos sectores económicos. Para facilitar el acceso de los empleados a la red interna de la empresa desde cualquier lugar, se están empezando a implantar algunas fórmulas, como es el caso de la creación de una VPN para teletrabajar.

Estas siglas hacen referencia a Virtual Private Network, es decir, red privada virtual. Se trata de una tecnología que se utiliza para conectar una o más computadoras, o dispositivos, a un servidor privado a través de Internet. De este modo, la plantilla de cualquier compañía puede acceder a la información corporativa que se encuentre en la red interna.

Características de una VPN para teletrabajar

Actualmente, el uso más extendido de las conexiones VPN es el teletrabajo. No obstante, antes de habilitar una red de este tipo es importante tener en cuenta algunos aspectos:

  • A diferencia de lo que ocurre en una red local de ámbito doméstico, con una red privada virtual no es necesario que los distintos dispositivos estén conectados entre sí de un modo físico, sino que este vínculo tiene lugar a través de Internet.
  • Al conectarse a una red VPN, primero es necesario pasar por el proveedor de Internet y desde ahí, se redirige al servidor.
  • El acceso a la red privada está protegido, ya que las conexiones VPN están cifradas. No obstante, existe el riesgo de que personas ajenas a la empresa puedan obtener el código y acceder de forma maliciosa a la información interna.

¿Qué se necesita para crear una VPN?

Para crear una red privada virtual con la que poder trabajar desde casa con una mayor comodidad es necesario que la empresa cuente con una conexión a Internet que pueda soportar el acceso de todos los empleados al mismo tiempo. Además, es preciso que disponga de una dirección IP fija, la cual deben configurar los trabajadores para acceder.

Actualmente, casi cualquier sistema operativo permite conectarse a una red VPN sin tener que instalar ningún dispositivo o programa adicional. Tan solo hay que conocer los datos de acceso al servidor de la compañía, el tipo de VPN y el nombre de usuario y contraseña como empleado.

Crear una red VPN en Windows

Los pasos que se deben seguir para conectarse a una red VPN en Windows son:

  1. Abrir las opciones o la configuración del ordenador.
  2. Seleccionar “Red e Internet” y hacer clic sobre el apartado “VPN”.
  3. Pulsar sobre “Agregar una conexión VPN” y completar los datos de proveedor de VPN, nombre de conexión, nombre de servidor o dirección y tipo de información de inicio de sesión (nombre de usuario y contraseña).

Crear una red VPN en Mac

Si se trata de un equipo Mac, el proceso es el siguiente:

  1. Buscar la opción “Preferencias del sistema” y seleccionar “Red”.
  2. Hacer clic en “Añadir” que aparece en la parte inferior del listado de servicios.
  3. En el menú desplegable, seleccionar “VPN” y rellenar toda la información que se solicita.

Una red VPN para trabajar desde casa es una gran ayuda, ya que acerca la oficina a cualquier lugar. Además de ello, es importante contar con un seguro de hogar que incluya una cobertura específica de asistencia en actividades online de teletrabajo. De este modo, se puede disponer de un soporte que garantiza la seguridad en las conexiones VPN, entre otros servicios.