///12 Propósitos de ahorro para el nuevo año

12 Propósitos de ahorro para el nuevo año

Muchos de nosotros aprovechamos el cambio de año para hacernos una lista de las cosas que nos gustaría cambiar en el periodo que empieza. La mayoría de esas promesas tienen que ver frecuentemente con el dinero, así que traemos estos […]

Muchos de nosotros aprovechamos el cambio de año para hacernos una lista de las cosas que nos gustaría cambiar en el periodo que empieza. La mayoría de esas promesas tienen que ver frecuentemente con el dinero, así que traemos estos 12 propósitos de ahorro para el nuevo año a modo de ayudita.

Lo sabemos. Los excesos de Navidad, la vuelta al trabajo… todo son motivos para adoptar una actitud resolutiva aprovechando el cambio de año, y muchos de nuestros deseos se materializan en listas de promesas que nos hacemos con la esperanza de que todo vaya a mejor. A veces, estas aspiraciones tienen que ver con el dinero lamentablemente, por lo que conviene repasar estos 12 propósitos de ahorro para el nuevo año, que, si no nos ayudan a cuidar nuestro bolsillo este 2016, al menos nos darán buenas ideas que nos resultarán muy divertidas.

Enero

A la cuesta de todos los años la conocemos ya bien, así que nadie mejor que nosotros mismos para conocer nuestra economía. Después de los excesos y gastos de estas fiestas, toca tomarse las rebajas como una verdadera religión para poder ahorrar. Pero no hay que enloquecerse: compremos solo aquello que tenga verdadera urgencia.

Febrero

Si somos de los que celebran San Valentín, este 2016 puede ser un buen momento para evitar convenciones sociales caras y buscar aquella manera que, sin sacrificar en romanticismo y emociones, huya de precios inflados. Un vino en la terraza de casa, un picnic en el parque, o un atardecer desde una buena perspectiva pueden decir te quiero igual que el más costoso de los planes.

Marzo

Parece pronto, pero es el mes adecuado para empezar a ahorrar para las vacaciones de verano, si lo que queremos es un buen viaje sin pasar penurias antes o después, y sin endeudarnos demasiado. Si empezamos a ajustarnos en marzo, para verano podremos haber ahorrado una cantidad decente para un buen plan. Y si necesitamos motivación extra, podemos imprimir una foto de nuestro destino deseado y establecer un plan de ruta con los objetivos que vayamos consiguiendo hasta llegar el verano.

Abril

En abril, aguas mil. No desesperemos si la ropa no seca debido a la humedad y quitémonos de la cabeza el capricho de la secadora. Hay ciertos consejos que nos pueden ayudar a tener nuestra ropa a punto, sin necesidad de desembolsar en un electrodoméstico. Poner un programa de centrifugado extra y colgarla en el interior al lado de un deshumidificador tendrá un resultado óptimo y barato, y sin olor a humedad.

Mayo

Quizá a estas alturas en las que el verano parece estar a la vuelta de la esquina, empecemos a preocuparnos de verdad por nuestra línea. Pero ¡nada de clases de aerobic! Salir a correr o a andar es nuestra solución; eso sí, no intentemos brutalidades desde el primer día o nos desmotivaremos para siempre. Un plan de entrenamiento es algo muy fácil de encontrar en Internet y si lo llevamos en el móvil, nos ahorraremos hasta imprimirlo.

Junio

Momento para empezar a hacer serious business y elaborar un presupuesto completo de nuestro verano. Existen varias aplicaciones de móvil para hacer un balance de gastos e ingresos de lo más completo, y así poder ver en qué estamos invirtiendo dinero que podríamos ahorrarnos y así, reservarlo para ese viaje que llevamos planeando desde marzo.

Julio

Aguantar sin poner el aire acondicionado empieza a parecer a estas alturas una tortura. Si vivimos en un lugar donde hace mucho calor, podemos buscar nuevas maneras para refrescarnos: sacarnos el bono mensual de la piscina de nuestro barrio, o seguir nuestra ya asentadísima rutina de correr en las primeras o las últimas horas del día, que es cuando hace menos calor.

Agosto

¡Vacaciones! Si nos hemos cogido nuestro merecido en cualquier otro mes del año, este consejo nos sirve de igual manera. Y es que si vamos a abandonar nuestro hogar durante un periodo de tiempo considerable, conviene que desenchufemos todo aquello que no necesite estar conectado y así ahorraremos en electricidad, puesto que en standby, los electrodomésticos también gastan.

Septiembre

Segunda cuesta del año. Las vacaciones han dado a su fin y vuelve la rutina, pero… ¡aún tenemos buen tiempo! Época ideal para paseos por nuestra ciudad, escapadas de día a las aledañas, e incluso viajes cuyo precio corresponda a temporada baja: todo para que la vuelta a la realidad sea lo más gradual posible.

Octubre

Ahora que ya somos unos runners habituales, le toca al turno de la lupa a nuestra alimentación. No basta con ir solo al restaurante vegetariano de moda o tomar un batido de frutas en lugar de un café cada mañana. Comer sano puede, además del rédito saludable, salirnos muy barato. En estos tiempos en los que la gente se implica más en comunidad, son comunes las cooperativas y las asociaciones en las ciudades que traen cada semana fruta y vegetales cultivados de manera sostenible y ética. ¡Y asequible!

Noviembre

Vuelven los días cortos, así que merecerá la pena que equipemos nuestras lámparas de casa con una buena selección de bombillas LED que nos den una alegría a la hora de recibir la factura de la luz; lo mismo con la calefacción, para la cual, un termostato inteligente nos facilitará la vida y aliviará nuestro bolsillo.

Diciembre

Vuelta a empezar. Es probable que toda nuestra lista de propósitos de 2016 se suspenda estos días de vacaciones, e igual nos merecemos un descanso y un capricho (o dos). Pero aún así, podemos evitar derrochar en todo: para ello, la decoración navideña es fácil de hacer a mano con materiales del día a día, y más si contamos con pequeños que nos puedan echar una mano.

¡Así de fácil! 12 propósitos de ahorro para el año nuevo que no sacrifican en nada nuestro bienestar y nuestra felicidad. Eso sí, para llevarlos a cabo hace falta constancia y empeño. Si estamos muy concentrados en llevar a cabo estas promesas y no fallar a nuestra palabra, otra manera de ahorrar es precisamente contar con el Seguro de Hogar MAPFRE que nos dé la mayor tranquilidad, mientras nos salva de imprevistos.

2020-02-05T16:30:54+02:0013 enero, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.