El alquiler de viviendas es una forma de negocio que muchas personas contemplan en diferentes circunstancias y que en los últimos tiempos resulta una alternativa rentable porque el precio del alquiler ha subido –hasta dispararse- especialmente en las grandes ciudades. Los expertos confirman que la falta de oferta y la dificultad de acceder a una hipoteca para comprar vivienda, ha hecho que el alquiler haya despegado en España.

¿El alquiler de viviendas es un buen negocio?

Las circunstancias particulares de cada persona marcarán si el alquiler es en su caso la mejor alternativa para rentabilizar un bien inmueble. Para tomar una decisión puedes tener en cuenta las principales ventajas que supone alquilar cuando se tiene una vivienda, no se valora el escenario en este caso de comprar la casa como inversión para luego alquilar.

  • Negocio sencillo

Alquilar una casa es un negocio sencillo. Por supuesto, debe hacerse conforme a la legalidad y a través de un contrato, además es una actividad sujeta a impuestos. Pero es un tipo de negocio más sencillo, fácil de gestionar. Si se compara con otras alternativas como montar un negocio o una franquicia, por ejemplo.

  • Rentabilidad directa e inmediata.

Desde el primer momento en que alquilas una vivienda, te conviertes en casero y empiezas a recibir la cantidad prevista mensualmente por el arrendamiento. No hay que esperar ningún tipo como en cualquier otra clase de empresa o emprendimiento. Se trata de una forma de aumentar tus ingresos mensuales, rápida y sencilla.

  • No es necesario invertir, sin capital inicial

Si tienes una casa o cualquier tipo de inmueble en propiedad, pero que no utilizas y es habitable, no necesitas mucho más para poderla alquilar. En comparación con cualquier otro tipo de idea de negocio, el alquiler de bienes inmuebles no exige un mínimo de capital inicial ni ningún otro gasto. No obstante, no está de más valorar contar con un Seguro de Alquiler y por supuesto, facilitarte la protección de tu inmueble y la gestión de cualquier incidente a través de una póliza de Seguro de Hogar MAPFRE que cubra las necesidades precisas en tu caso.

  • Gestión sencilla

Si te decantas por convertirte en casero, tendrás algunas gestiones que hacer y un inquilino que atender, pero es cierto que no es un trabajo complicado o que precise demasiada atención. Por otra parte, si vas a alquilar, pero por ejemplo tú estás fuera o no quieres ejercer de casero, puedes dejar la gestión de tu alquilar a una empresa o profesional –hay gran cantidad de agentes especializados-. En este caso, perderás parte de los ingresos, pero no tendrás que invertir nada de tiempo en el negocio del alquiler.

¿Debo hacer contrato de alquiler?

persona escribiendo sobre un contrato de alquiler de vivienda

Se han desarrollado muchas y variadas formas de alquiler actualmente, especialmente destacan los alquileres turísticos o vacacionales y los que se realizan a través de plataformas entre particulares. No todas las formas de alquiler son seguras y legales, merece la pena averiguar a la legislación vigente en cada lugar antes de decidirse y especialmente conocer la fiscalidad vigente, el impuesto de alquiler existe y se exige.

    Los expertos legales coinciden en recomendar a los caseros y animan también a los inquilinos a preferir inmuebles que se alquilen a través de un contrato legal y expreso en donde se marquen las condiciones generales y todas las particulares que sea preciso sobre este tipo de transacción.

    El contrato de alquiler es la mejor forma de gestionar una renta de forma segura tanto en el presente como para las posibles circunstancias que se presenten en el futuro. No es un trámite complicado –puede ser simplemente entre particulares-, pero es importante que sea preciso y completo.