¿Debo cambiar mi hipoteca variable a fija?

///¿Debo cambiar mi hipoteca variable a fija?

¿Debo cambiar mi hipoteca variable a fija?

Cambiar de una hipoteca variable a una fija no es complicado, pero es importante que estés seguro de que es lo que más te interesa. Las previsiones del mercado atisban un crecimiento continuo en los intereses variables.

Los cambios en el tipo de hipoteca son posibles, el paso de variable a hipoteca fija no es un problema. Hay que negociar el cambio con el banco y el titular tiene que echar cuentas para tomar una decisión adecuada, afrontando este trámite.

¿Qué diferencia una hipoteca variable de una fija?

Hay algunos detalles importantes que debes tener en cuenta si pasas de una hipoteca variable a una fija, presta atención porque no es recomendable fiarse de lo que otros han hecho o vivido, mejor infórmate en concreto con tu entidad bancaria y/o asesor financiero, si es preciso.

La gran diferencia es que con una hipoteca a tipo variable, el titular no tiene cerrado lo que va a pagar a lo largo de toda la vida de su préstamo. Los intereses son variables y dependen de la evolución de los tipos de interés en el mercado. Cada año o cada seis meses, según cuando tengas la revisión de tipo de interés en tu contrato, las mensualidades que pagas cambian, pudiendo ser más altas o más bajas.

Para que tengas claro la diferencia recuerda 5 puntos clave:

  • Con una hipoteca fija sabes siempre cuanto vas a pagar cada mes. Es una ventaja para organizar la contabilidad doméstica.
  • Las hipotecas a tipo variable cambian los pagos mensuales cada año o cada seis meses; a veces pagaras más y a veces menos dependiendo de cómo este el tipo de interés.
  • La hipoteca a tipo fijo se considera más segura y constante porque no está sujeta a los vaivenes de la economía. Solo se negocian sus condiciones en el momento de su constitución.
  • El tipo de interés fijo con mucha probabilidad va a ser más alto que el que tengas en una hipoteca a tipo variable, pero recuerda que este último puede crecer y el otro siempre será constante.
  • Las condiciones en cuanto a comisiones, trámites administrativos, plazos de amortización u otros tipos de detalles son muy similares o idénticos con independencia de que tengas una hipoteca fija o variable.

¿Me interesa pasar a una hipoteca fija desde una variable?

Nadie sin conocer tus datos concretos y los detalles de tu economía puede responderte a esta duda con certeza absoluta. Todos los expertos coinciden en señalar que es necesario un estudio concreto de cada caso en el que se analicen los temas económicos, pero también las preferencias personales o el tipo de ahorrador que seas.

Teniendo en cuenta que la situación personal es clave, sí hay algunas tendencias o tips que pueden ayudar a sopesar tu caso:

  • La previsión económica –puede no ser certera- es que los tipos de interés suban. No se puede ignorar que en 2008 el Euribor tocó máximos llegando al 5 por ciento.
  • El plazo previsto para el aumento de los tipos de interés es de, al menos, un año.
  • Valora cuántos años te quedan por pagar de tu hipoteca variable, si son pocos, menos de 5, es más posible que el cambio no merezca la pena.
  • Las hipotecas variables en su primera etapa y que afrontaran, si las previsiones se cumplen, aumentos importantes en los tipos de interés, si pueden ser más adecuadas para un cambio al tipo fijo.
  • Si la estabilidad domina tu fuente de ingresos y no tienes previstos grandes cambios que requieran inversiones, una hipoteca a tipo fijo te ofrece la tranquilidad y la estabilidad que buscas.

¿Cómo hacer el cambio en la hipoteca?

Portada de periódico económico con gráficos y cotizaciones

https://bit.ly/2I7BTxb

El cambio de tipo variable y fijo debe informarse a la entidad que te indicará cuáles son las opciones. Se trata de una modificación que debe pactarse por ambas partes para que se haga efectiva.

La norma general es que hagas el cambio en las condiciones de tu hipoteca a través de una novación, pero también puede hacerse mediante subrogación entre entidades. En cualquiera de los casos recuerda que el Seguro de Hogar es la forma infalible para tener tu casa protegida aunque pagues un tipo variable o fijo.

Cambio de tipo de hipoteca por novación

    El préstamo queda en la misma entidad financiera y se pactan las modificaciones entre las partes. La variación debe plasmarse en las escrituras, es necesario una nueva lo que implica gastos administrativos.

    La novación suele tener un coste para el titular, una comisión que no supera el 1 por ciento del capital pendiente. No obstante, el tema de gastos se incluye en la nueva Ley hipotecaria por lo que es importante que consultes este punto en el momento de hacer el trámite. Esto mismo aplica si has decidido rehipotecar tu casa.

    Cambio de tipo de hipoteca por subrogación

    Cuando la entidad bancaria no está dispuesta a facilitar el cambio que el titular pretende o no lo hace en unas condiciones óptimas para el interesado, existe la posibilidad de llevar tu crédito hipotecario a otro banco para modificar el tipo de interés a fijo u otros cambios que precises, previa solicitud del informe CIRBE. Este procedimiento también implica gastos administrativos que son importantes constatar en el momento preciso que vaya a realizarse la operación.

    2019-11-26T17:55:19+02:0026 abril, 2019|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar