///Cómo evitar pedir un préstamo para pagar otro que ya tenemos

Cómo evitar pedir un préstamo para pagar otro que ya tenemos

3 minutos | 06/02/2015 Solicitar un crédito o pedir un préstamo para realizar compras en un momento determinado, es algo que todo ciudadano adulto ha hecho, o hará, al menos una vez en la vida. El problema es cuando nos juntamos con un […]

06/02/2015
Solicitar un crédito o pedir un préstamo para realizar compras en un momento determinado, es algo que todo ciudadano adulto ha hecho, o hará, al menos una vez en la vida. El problema es cuando nos juntamos con un par de préstamos, la hipoteca y las facturas de la tarjeta de crédito tras una época de especial gasto, como por ejemplo, la Navidad. En esos casos podemos estar tentados para solicitar un nuevo préstamo con el que cancelar las deudas previas. ¿Es buena idea hacer eso?
 
A priori, recurrir a un nuevo crédito para pagar las deudas pendientes no es buena idea. No lo es porque el nivel de endeudamiento va a subir notablemente, ya que aunque hayamos cancelado las deudas anteriores, nos queda una algo mayor que compensar. Es una, sí, pero es más grande. Si en lugar de acudir a nuestro banco habitual para tratar de encontrar una salida, acudimos a una compañía de préstamos rápidos, o utilizamos una nueva tarjeta de crédito, el error será todavía más grave y podemos terminar en una espiral de gastos cada vez mayor, sin solución a la vista.
 

LO QUE DEBES SABER...

  • Solicitar un préstamo nuevo para cancelar deudas pendientes es la opción más peligrosa para la economía doméstica.
  • Si no podemos conseguir el dinero a través de un familiar, o de un amigo, tenemos otras opciones que entrañan menos riesgo que endeudarse todavía más.
  • La reunificación de deudas con nuestro banco debería ser la última opción, pero todavía es mucho más interesante que pedir un nuevo crédito.


 

Alternativas a pedir un nuevo crédito para pagar las deudas

La primera alternativa lógica es analizar qué deudas nos conviene cancelar antes, y procurar hacerlo en el menor tiempo posible. Por ejemplo, si tenemos una deuda en una tarjeta de crédito y un crédito normal, la prioridad es cancelar la deuda de la tarjeta lo antes posible, porque tiene más intereses. ¿Cómo hacerlo? Por ejemplo, pidiendo el dinero a un familiar: cancelaremos esa deuda de la tarjeta (o una parte sustancial), reduciremos esos intereses y podremos tener más capital para cancelar el crédito pendiente.
 
Si tenemos nómina en el banco, podemos pedir un adelanto de la misma de un par de meses. Es algo que no sale muy caro porque es, al fin y al cabo, el adelanto de algo que es seguro se va a ingresar próximamente, y nos puede ayudar a salir del apuro, pero en el fondo sigue siendo una deuda, en este caso con nosotros mismos. Adelantar la nómina significa que, más adelante, no la tendremos. Eso sí, nos servirá para cancelar pagos urgentes sin endeudarnos demasiado.

También es posible sentarse en el banco y negociar una posible prórroga. Esto es conveniente hacerlo con tiempo de antelación, y no esperar a que no podamos hacer frente al pago. Es preferible contar las cosas como son, avisar de que no vamos a poder pagar en su momento, pero que queremos hacerlo y pedimos algo más de tiempo, a no decir nada y que el banco se encuentre un impago. De la misma manera, podríamos solicitar una revisión del crédito y tratar de conseguir cuotas menores, pero durante más tiempo. Dependerá de nuestro historial.
 
La última opción sería solicitar una reunificación de deudas, es decir, que el banco estudie cómo unir todas las deudas pendientes en una sola, con un mayor número de cuotas, que nos permita pagar siempre lo que debemos, y que aunque nos lleve más tiempo, no tengamos problema en saldar la deuda. Y el banco se asegura de ir cobrando la misma.
 
Si quieres estar al día en asuntos sobre economía doméstica y familiar, suscríbete a nuestro boletín.
 
 

2018-07-02T22:11:21+02:006 febrero, 2015|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.