///Cómo registrar un piso como vivienda turística

Cómo registrar un piso como vivienda turística

4 minutos | Registrar una vivienda como turística es una opción cada vez más demandada debido a los grandes beneficios que ofrece a los propietarios, pero también a los turistas. Aquí te contamos cómo hacerlo.

Cada vez son más los propietarios de viviendas en zonas o ciudades de interés turístico y cultural que deciden registrarlas como vivienda turística para obtener unos ingresos extras por su alquiler, como alternativa al alquiler de vivienda habitual que tiene una duración más larga. Este tipo de arrendamiento consiste en poner a disposición del arrendatario (en este caso un turista) el uso y disfrute de una vivienda, amueblada y equipada con todo lo necesario, durante un periodo concreto, que no puede exceder de tres meses a lo largo del año, sin ningún tipo de servicio complementario que sea propio de la industria hotelera.

Ventajas de registrar la vivienda como turística

Aunque el hecho de alquilar pisos a turistas es una actividad que se practica desde hace mucho tiempo. Las plataformas de Internet le han dado alas a esta oferta comercial al facilitar el contacto entre propietarios y turistas de todo el mundo, poniéndola de moda de tal manera que es difícil no encontrar a cada paso este tipo de ofertas. Realmente, para un turista resulta tentador poder pasar las vacaciones en una vivienda como si fuera la suya, ya que es mucho más económico y cómodo que lo que le puede ofrecer un establecimiento hotelero.

    Al propietario le supone también una cierta tranquilidad saber que no va a tener que lidiar con morosos recalcitrantes, desahucios, etc.,  y que el importe a cobrar, aunque la vivienda este alquilada menos tiempo, puede incluso superar al alquiler de una vivienda habitual. Eso sí, en estos casos merece la pena que los propietarios contraten un seguro de hogar lo más completo posible para proteger su inmueble y gestionar cualquier incidente de forma cómoda a través de su póliza.

    Sin embargo, no todo son ventajas. Debe tener en cuenta que este tipo de arrendamientos quedó fuera de la Ley de Arrendamientos Urbano (LAU)  artículo 5.e) por lo que los ingresos obtenidos no conllevan ninguna reducción tributaria, como ocurriría si alquilara el inmueble para vivienda habitual. A este respecto, cabe señalar que quien gestione, comercialice o promocione la vivienda turística, si es un particular, debe liquidar el impuesto del IRPF y, si es un gestor, el IVA.

    El incumplimiento podría acarrear sanciones tributarias tanto más elevadas cuanto mayor sea la gravedad de la infracción cometida, pudiendo oscilar entre un 50 y 150 por ciento de lo dejado de declarar.

    Cómo registrar una vivienda turística

    Tres maletas una encima de la otra entre de dos sillones marrones

    Para registrar una vivienda turística es necesario cumplir una normativa particular, cuya regulación y competencia transfirió la LAU a las Comunidades Autónomas. Cada una de ellas ha establecido su propia normativa en este sentido, que con el objetivo de no perjudicar al sector hotelero, resulta muy restrictiva.

    Por si esto fuera poco, los ayuntamientos han entrado también en liza, reservándose el derecho a añadir más limitaciones aún, por lo que cada vez son más las dificultades con las que se encuentran los propietarios de viviendas que pretenden registrarlas como viviendas turísticas. Este maremágnum de normas comunitarias y municipales no hace más que provocar inseguridad jurídica tanto a propietarios como a agencias de alquiler.

    En consecuencia, para saber cuáles son los  requisitos específicos exigidos que debe reunir una vivienda para registrarla como vivienda turística, hay que consultar la normativa de la Comunidad Autónoma donde aquella esté situada. Salvo algunas particularidades, casi todas ellas exigen, generalmente, los mismos requisitos. Estos  tienen que ver con:

    • Aspectos urbanísticos que debe reunir el inmueble.
    • Instalaciones con las que cuenta.
    • Acceso a los suministros básicos de agua, luz y gas.
    • Exigencia de cédula de habitabilidad y licencia del ayuntamiento.

    Además, existen otras exigencias más operativas o funcionales como:

    • Disponer de un teléfono de atención al cliente durante 24 horas.
    • Firmar contratos de entrada, de salida y de fianza.
    • Disponer de hojas de reclamaciones.
    • Especificar los servicios turísticos que se ofrecen.
    • Autorización de la comunidad de propietarios, si es necesario.

    Si se cumplen las exigencias legales vigentes en cada caso –previa correspondiente solicitud por parte del propietario de la vivienda-, será dada de alta en el registro de viviendas de uso turístico, adjudicándole un número de identificación que se deberá exhibir en las ofertas que se hagan y en una placa en la propia vivienda. En algunas comunidades, la inscripción en el registro es obligatoria no solo para los que alquilen pisos sino también habitaciones, una posibilidad que, por ejemplo, no se permite en Madrid y Barcelona.

    En resumen, para registrar una vivienda turística no hay más remedio que consultar la normativa de la Comunidad Autónoma donde está radicada la vivienda, ya que cada una tiene unas exigencias particulares. Y por último, hay que saber que alquilar una vivienda turística sin haberla regularizado puede acarrear la imposición de sanciones económicas que pueden llegar en determinados casos a cientos de miles de euros.

    2019-07-03T12:49:49+02:0013 noviembre, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.