Cómo se mide el riesgo en los productos de ahorro

///Cómo se mide el riesgo en los productos de ahorro

Cómo se mide el riesgo en los productos de ahorro

¿Eres un inversor de perfil conservador o arriesgado? Es una de las preguntas habituales de los asesores para ofrecer a un cliente productos adecuados, pero realmente cómo se mide el riesgo en los productos de ahorro. Existe una escala concreta.

Hay diferentes parámetros que explican cómo se mide el riesgo en los productos de ahorro y que permiten saber que se está arriesgando en cada caso cuando eliges o prefieres productos más conservadores sobre otros más arriesgados. Existe una clasificación legal en España que barema el riesgo del 1 al 8 siendo los productos del tipo 1 los más seguros y los del 8 los más riesgosos.

¿Cómo se mide el riesgo?

Para valorar si un producto financiero es más o menos arriesgado se tienen en cuenta principalmente tres variables y según se comporte, se le otorga una puntación de riesgo del 1 al 8.

  • Rentabilidad

La rentabilidad de un producto puede estar garantizada, normalmente esto sucede en productos que actualmente presentan porcentajes muy bajos como los depósitos, son poco atractivos. Otras rentabilidades están sujetas a que se den una serie de condiciones en el mercado financiero o en la Bolsa en su caso. El cliente interesado siempre debe conocer al detalle qué rentabilidad tiene el producto que contrata.

  • Capital invertido

El capital de una inversión existe la posibilidad de que esté garantizado –solo el capital inicial-, pero no siempre es así y también puede estar sujeto a condiciones y particularmente a plazos concretos.  Los Seguros de Pensiones MAPFRE ofrecen diferentes modalidades, pero siempre con el denominador común de máxima información y transparencia para el cliente.

  • Tiempo

Los plazos son clave a la hora de medir el riesgo de un producto. Hay muchas variedades y posibilidades en esta variable: plazos concretos para el rescate, imposibilidad de retirar el dinero antes de lo pactado, sanciones en caso de que el titular tenga que recuperar el capital invertido o plazos de preaviso entre otras.

Escala de riesgo del 1 al 8

  • 1, los más seguros

En este grupo de máxima seguridad se encuadran los depósitos en euros, exceptuando los estructurados que no garantizan el 100 por 100 del capital. Los seguros de vida en la modalidad en la que no se asume el riesgo de inversión también están en el nivel 1 y determinados PPA y PIAS.

  • 2,3,4 Y 5: lo que importa es el plazo

En estos grupos intermedios en cuanto a seguridad la clave la da el tiempo de duración del instrumento para el ahorro de tal forma que en la clase 2 se incluyen los instrumentos financieros en euros con todo el capital garantizado y un plazo igual o inferior a 3 años. Si el plazo es superior a 3 años e igual o inferior a 5 años, el riesgo crece y sería de clase 3.

Entre los 5 y los 10 años para el vencimiento se supone tipo 4 y a partir de 10 años se considera riesgo alto 5. Los fondos, planes, seguros de vida y PIAS con riesgo de inversión, pero que no invierten en derivados y que garantizan al menos el 90 por ciento del capital también son tipo 5.

  • 6,7 y 8: máximo riesgo

Dentro del riesgo número 6 en intensidad se incluyen todos los productos del nivel 5 que no cumplen el total de los requisitos por ejemplo los que invierten en derivados y garantizan porcentajes inferiores al 90 por ciento del capital inicial. Las opciones son un producto de tipo 7 y en el 8 se colocan todos los demás instrumentos de ahorro e inversión con excepciones como convertibles y apalancados.

Norma de oro: más riesgo, más rentabilidad

    Hasta el momento hay algo seguro en finanzas y es que las máximas rentabilidades están ligadas a mayores porcentajes de riesgo. “El que no se arriesga no gana”, confirma la sabiduría popular. Sin embargo, el ahorrador debe de conocer en cada caso a qué se arriesga y cuáles son los porcentajes de ganancia que están en juego.

    El riesgo es un valor subjetivo y cada persona debe poner en valor sobre la base de una información clara y transparente cada producto de ahorro en su caso concreto para determinar si encaja o no, con sus necesidades y su capacidad para ser arriesgado. Variables cómo la edad, la situación vital o el fin que tiene el ahorro son determinantes a la hora de elegir.

    2019-09-26T11:10:42+02:0014 diciembre, 2017|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.