///Consejos para evitar las compras compulsivas

Consejos para evitar las compras compulsivas

3 minutos | Ir de compras puede llegar a convertirse en una auténtica adicción difícil de superar si se convierte en algo que hacemos para combatir la ansiedad y el tedio o para huir de nuestros problemas. Entender a qué obedece ese impulso y aprender a controlarlo puede mejorar mucho nuestra calidad de vida.

Aunque suele ser un trastorno que afecta más a mujeres que a hombres, también se da en este colectivo; por ello, te ofrecemos una serie de consejos para evitar las compras compulsivas, que no solo te ayudarán con tu economía, sino también para evitar estos excesos.

¿Eres un comprador compulsivo?

Lo primero que debes analizar es con qué frecuencia realizas compras innecesarias y, sobre todo, cómo está afectando esto a tu economía; habitualmente. Detrás de un comprador compulsivo suele encontrarse una persona con ciertas inseguridades, indecisa y que busca una satisfacción que acaso no encuentre en otras facetas de su vida.

No existe una regla exacta que identifique cuándo un consumidor pasa a ser un comprador compulsivo, pero como con todas las adicciones se considera que cuando supone un problema de relación con nuestro entorno, genera dificultades para el normal discurso de la vida diaria e incluso hace peligrar su patrimonio, es hora de actuar. En algunos casos no basta con unas reglas y se requiere ayuda especializada. Pero también puede ser que estos consejos para evitar las compras compulsivas sirvan para imponerse una disciplina útil, evitar sobrecargar la tarjeta de crédito y, en consecuencia, adquirir deudas innecesarias

Seis reglas para evitar compras compulsivas

  • Haz una lista de lo que de verdad necesitas. Una lista pormenorizada de todos los productos que vas a comprar. Reflexiona sobre lo que es necesario y lo que no; también es importante que hagas una comparativa de ofertas antes de salir de casa, para ir directo al establecimiento que oferte los mejores precios. Si detectas un artículo que no está en tu lista pero que crees que puede ser necesario para tu hogar, no lo adquieras en el momento, déjalo y apúntalo para la siguiente compra; se trata de una manera de racionalizar las compras.
  • No vayas solo a comprar. Un amigo o cualquier familiar puede ser tu gran apoyo. Pídeles que te acompañen y te vigilen y, en caso de que fuera necesario, recuérdales que están autorizados para limitar esas compras, si así lo creen conveniente.
  • No te dejes guiar por tus estados de ánimo. Evita ir a comprar cuando estés triste, tengas hambre, o te encuentres con depresión o ansiedad. Es muy importante que, en estos casos, realices cualquier actividad física, te reúnas con amigos o familiares, y, sobre todo, te alejes de los centros comerciales. Procura distraer tu mente para que de lo último de lo que se acuerde sea de comprar.
  • Paga siempre en efectivo. Las tarjetas, sobre todo si son de crédito, son trampas que debemos apartar de nuestro camino. Podemos ir tirando de efectivo hasta que se termine, será la prueba inequívoca de que ya no podemos gastar más. Uno de los consejos para evitar las comprar compulsivas consiste en elaborar un presupuesto cerrado que no podrás saltarte: cuando se acabe el dinero que llevas encima, se habrán terminado las compras.
  • Evita las tentaciones. Si eres de los que se deja llevar por los grandes carteles, las ofertas de los luminosos, los anuncios de los pasillos centrales, o cualquier sonido que te recuerde a un precio reducido, evítalo. Cuando vayas a hacer la compra, procura ir directo a por los productos que tienes apuntados en tu lista, eso evitará que caigas en la tentación.
  • Lleva un control exhaustivo de los gastos que realizas. Esto te hará tomar conciencia de cómo estás organizando tu economía. Puedes hacerlo en una libreta o, para los más tecnológicos, en una hoja de Excel o mediante alguna app financiera. Apunta cuánto ingresas, cuántos gastos fijos tienes, ve organizando ingresos y gastos y verás cómo resulta más fácil recurrir a las compras de manera compulsiva. No olvides apuntar nada, por pequeño que parezca: las propinas, los cafés de la máquina, o las chuches de los más pequeños; por pequeño que parezca todo tiene su espacio en tu organización económica.

Con todos estos consejos para evitar las compras compulsivas, conseguirás abandonar un mal hábito como es el de comprar sin discriminar si lo necesitas o si no. Sin embargo, si crees que necesitas consultar con un experto que pueda orientarte y saber a quién dirigirte para que te ayude,  el Seguro de Salud MAPFRE cuenta con profesionales que te pueden ofrecer respuestas y ayudarte.

2020-04-09T10:46:29+02:002 septiembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.