3 Min de lectura | El abanico de deducciones presentes en el IRPF hace muy aconsejable echar un último vistazo a las posibilidades de rebajar la factura fiscal, antes de presentar la declaración de la renta. Para que no te dejes nada en el tintero, […]

El abanico de deducciones presentes en el IRPF hace muy aconsejable echar un último vistazo a las posibilidades de rebajar la factura fiscal, antes de presentar la declaración de la renta. Para que no te dejes nada en el tintero, te informamos de algunas cosas que no sabías que se pueden deducir en la declaración de la renta.

Casi todo el mundo conoce las deducciones por adquisición o alquiler de vivienda habitual, pero hay más “rebajas” en la factura fiscal que te pueden interesar y no todo el mundo conoce. Te contamos algunas cosas que a lo mejor no sabías que se pueden deducir en la declaración de la renta.

Deducciones por donativos

Las aportaciones realizadas a fines no lucrativos tienen “premio” en forma de deducción en la declaración de la renta. Se pueden deducir de entre el 10% y el 30% las cantidades aportadas sin ánimo de lucro, actividades de mecenazgo y otras donaciones contempladas por entidades autorizadas por ley. El porcentaje a aplicar depende del tipo de institución y la actividad que realice.

Recuerda que en la información fiscal se refleja el importe de las donaciones y aportaciones realizadas, pero no figura ni el porcentaje de la deducción ni la cuantía de la misma.

Deducciones por madres trabajadoras

Para ello hay que cumplir con dos requisitos fundamentales: ser madre y trabajar en activo, laboralmente hablando. Las mujeres trabajadoras, tanto por cuenta ajena como por cuenta propia, pueden aplicar una deducción de 1.200 euros en el IRPF. En realidad se trata de una minoración o reducción sobre la base diferencial del IRPF.

Deducciones por inversión en empresas de nueva creación

Con esta deducción se pretende apoyar e incentivar a los emprendedores que, para ello, cuentan con una deducción del 20% de la cuota estatal del IRPF por sus aportaciones. La base máxima de la deducción es de 50 mil euros.

 

Rendimientos del trabajo

Los contribuyentes con base imponible inferior a los 12 mil euros pueden aplicarse deducciones por rendimiento del trabajo o actividades económicas. Si la base es inferior a 8 mil euros se deducen 400 euros, mientras que si es de 8.000 a 12.000 euros, será 400 euros menos, el resultado de multiplicar por 0,1 la diferencia entre la base imponible y 8.000 euros.

Pensiones compensatorias en divorcio

Se pueden reducir de la base imponible las pensiones compensatorias, o de alimentos, pagadas al cónyuge tras una sentencia de divorcio. Las cantidades abonadas a favor de los hijos no dan derecho a reducción.

¿Conocías todas estas deducciones? Además de éstas, hay otras que seguro te interesa conocer, como son las reducciones a la base imponible general por aportaciones a planes de pensiones.

Con la entrada en vigor de la reforma fiscal, existe un único límite a las cantidades que se pueden aportar al plan de pensiones y que serán de 8 mil euros sin importar la edad de los partícipes. A cambio de esta concesión, se podrán recuperar las aportaciones realizadas una vez hayan transcurrido 10 años sin tener que esperar a la jubilación.

Por eso, si te interesa ahorrar de cara al día de tu jubilación, la fiscalidad de los Planes de Pensiones MAPFRE es uno de sus muchos beneficios, ya que además permiten proteger tu jubilación ahorrando de una forma totalmente flexible.