///¿Cómo diseñar carteras de inversión?

¿Cómo diseñar carteras de inversión?

¿Te has propuesto rentabilizar tus ahorros? Las carteras de inversión son uno de los instrumentos financieros más populares para este fin. Si quieres acertar en el diseño de la tuya, hay cinco tips que no puedes perder de vista.   […]

¿Te has propuesto rentabilizar tus ahorros? Las carteras de inversión son uno de los instrumentos financieros más populares para este fin. Si quieres acertar en el diseño de la tuya, hay cinco tips que no puedes perder de vista.

 

 

El término carteras de inversión se refiere al conjunto de activos financieros en los que invierte una persona o empresa. Se incluyen tanto las rentas fijas como las variables. Elegir en qué vas a invertir tu dinero para componer tu propia cartera de inversión es un trabajo clave para que tengas éxito en tu empeño. Tanto un gestor como tú mismo tendréis que tener en cuentas las claves para que la cartera sea la mejor para tu caso.

 

¿Cómo elegir cartera de inversión?

 

  • Definir el tipo de inversor que eres: agresivo o conservador.

 

La inversión siempre incluye un cierto nivel de riesgo, pero puede ser mínimo o nulo o máximo. Antes de elegir en qué vas a invertir tus ahorros es prioritario tener claro cuál es el riesgo que  quieres o puedes asumir. Tienes que definirte como inversor para poder elegir el tipo de activos que responden a tus necesidades.

 

Existen con carácter general tres tipos de inversores: conservador, medio o moderado  y agresivo según el grado de riesgo que se quiera tolerar. Como norma general recuerda que a mayor riesgo también son más altos los beneficios potenciales que puedes obtener y al contrario, si eres un inversor conservador tus posibilidades de perder disminuyen, pero también tu margen de beneficios es menor.

 

  • Concretar objetivos: motivaciones

 

Como es evidente, todos los inversores buscan sacar el máximo partido a su dinero o tienen un objetivo concreto para la inversión, como ahorrar para su jubilación o comprar algo concreto como una vivienda. Para definir una cartera adecuada es necesario concretar en detalles cuáles son tus aspiraciones como inversor.

 

El beneficio para una inversión es importante definirlo en forma de tanto por ciento concreto o, al menos, una horquilla porcentual bastante ajustada. El plazo es el siguiente punto a determinar para configurar una cartera que dé resultados en el tiempo necesario o estimado para la inversión. Con un largo plazo ten en cuenta que las posibilidades de inversión aumentan y el riesgo se diluye, mientras que un corto plazo con altos beneficios es siempre más riesgoso. En todo caso, las carteras pueden combinar productos de largo y corto plazo.

 

 

  • Buscar el equilibrio: controlar el riesgo

 

Incluso los inversores más agresivos deben intentar que sus carteras sean equilibradas y en la medida de lo posible se recomienda combinar los activos más arriesgados con otros menos agresivos que puedan cubrir las posibles pérdidas de los primeros.

 

Diversificar la inversión es el consejo estrella para conseguir un equilibrio saludable para tu cartera. No se recomienda elegir solo un tipo de activos ni una sola empresa o sector.

 

En el caso de la bolsa, nunca se apuesta por tener acciones en una única empresa. Para conseguir una cartera equilibrada, la variedad es siempre el primer paso y una ventaja para el inversor. El mercado te ofrece un amplio catálogo de productos de inversión para que puedas elegir con libertad y diversidad.

 

  • Asumir gastos: comisiones y fiscalidad

 

Para poder hacer las cuentas con claridad en todo tipo de inversión hay que manejar tanto la fiscalidad a la que este sujeto el tipo de productos elegidos como las comisiones que lleven aparejadas. No pierdas de vista que una cartera es un producto vivo que precisa de actualización continua para un buen funcionamiento.

 

Las comisiones son habituales. Aunque tú mismo asumas la gestión de tu inversión, habrá servicios que necesites y por los que tienes que pagar como, por ejemplo, custodia de acciones u operaciones bursátiles. El coste fiscal de tus inversiones también debes conocerlo y valorarlo para hacer tus cuentas de forma ajustada; en este sentido, es necesario informarse de forma particular y concreta según el tipo de productos elegidos.

 

La Bolsa: una inversión con sus propias reglas

 

  • Las inversiones bursátiles no son un juego

 

Si incluyes en tu cartera acciones de Bolsa o has pensado definir en Bolsa tu inversión, a largo plazo la rentabilidad suele ser más interesante. Sin embargo, es necesario que seas consciente y conozcas que la Bolsa tiene sus propias reglas y que para un inversor novato es fácil cometer errores que te pueden salir caros.

 

Los expertos bursátiles alertan que la Bolsa suele incitar a los menos expertos a dejarse guiar más por las emociones que por la razón, lo que suele ser muy mala idea y con nefastos resultados para su dinero. Lo mejor es analizar y no perder la estrategia de inversión marcada.

 

Junto con estos tips para invertir, recurrir a profesionales financieros -gestores y asesores- es lo más recomendables para organizar una cartera adecuada para cada inversor, especialmente si eres novato en este campo y es tu primera inclusión en este mundo. Los Planes de Pensiones MAPFRE representan una alternativa perfecta si buscas proteger tu jubilación e invertir para esa etapa concreta de tu vida.

2019-07-09T09:00:04+02:0029 junio, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.