///Dudas comunes al cancelar un préstamo

Dudas comunes al cancelar un préstamo

3 minutos | Cancelar un préstamo antes del vencimiento del mismo – de forma anticipada- siempre es posible, sin embargo, no siempre merece la pena y es una buena idea echar cuentas antes e informarse sobre qué trámites y gastos conlleva este trámite.

Para saber cuándo y cómo puedes cancelar un préstamo personal o hipotecario antes de lo previsto solo tienes que consultar el contrato que firmaste en el momento de formalizar dicho préstamo. Como norma general, la entidad que presta y el titular del préstamo acuerdan unas serie de condiciones, entre ellas, la posibilidad de cancelación anticipada del préstamo.

La cancelación no suele estar sujeta a periodos mínimos de plazo, pero puede haber condiciones y excepciones que no permitan anular el préstamo en cualquier momento aunque se disponga de dinero para liquidar la deuda. Las condiciones particulares de tu caso, te darán el dato concreto, consúltalas.

Tipos de cancelación

Para que no te pierdas con la terminología es importante saber que existen varios tipos de cancelación o diferentes situaciones que pueden darse en este caso.

Cancelación total.
La cancelación total de un préstamo de cualquier índole supone pagar de forma íntegra toda la cantidad que resta respecto a lo que se ha pedido. Es decir, supone pagar todo el capital pendiente en las cuotas previstas. Cuando se hace una cancelación total, el contrato de préstamos se disuelve y el titular queda libre de toda carga puesto que la entidad prestataria recibe en un solo pago todo el dinero que le debía el cliente en virtud del préstamo concedido.

Cancelación parcial.
La posibilidad de pagar parte del capital pendiente en un préstamo se llama cancelación parcial y es especialmente habitual en los casos de préstamos de cantidades elevadas, como los hipotecarios. En este caso, el titular que cuenta con un capital extra, lo invierte en pagar –amortizar- no el total de préstamos pendiente, sino solo una parte proporcional del mismo. El préstamo no desaparece y sigue vigente en las condiciones previstas hasta que el titular amortice el total pendiente.

En el caso de cancelación parcial –amortización parcial- lo más común es que la entidad prestataria permita al cliente elegir si con la cancelación parcial quiere restar tiempo de duración a su préstamo o rebajar la letra mensual que se paga cada mes, manteniendo el tiempo de amortización total previsto al inicio.

Comisiones por cancelación

Tanto la cancelación parcial de un préstamo como la total son posibilidades reflejadas siempre en las condiciones firmadas por ambas partes. Las condiciones de este tipo de opción y las comisiones que pueda acarrear también deben conocerse de antemano y estar fijadas en el contrato.

Las comisiones por cancelación total y/o parcial pueden ser cero y es una opción ventajosa para el cliente que en caso de contar con el dinero suficiente para liquidar anticipadamente lo haría, ahorrándose los intereses pendientes.

En caso de existir comisiones por cancelación pueden estar sujetas al tiempo de devolución pendiente del préstamo. De tal forma que si te queda pagar menos de un año de préstamos, puede que la comisión ronde el 0,5 por ciento, mientras que si el plazo pendiente es superior al año puede elevarse hasta el 1 por ciento.

¿Me interesa cancelar?

Si revisas las condiciones de tu préstamo o consultas con la entidad prestataria en tu caso, tendrás los datos necesarios para saber si económicamente merece la pena que canceles tu préstamo antes de tiempo.

Lo importante para saber si te interesa o no cancelar de forma anticipada en el tiempo un préstamo, es echar cuentas conociendo posibles comisiones, tiempo pendiente de amortización e intereses pactados. Hay que comparar el total de gastos que puede implicar una cancelación con los intereses pendientes de pagar y que te ahorras, si cancelas el crédito antes de lo previsto.

Aunque la parte contable es lo más interesante de analizar para no perder dinero, no está de más que también tengas en cuenta que la cancelación también implica un trámite administrativo. En el caso de cancelaciones totales de préstamos hipotecarios, el procedimiento es algo más largo en el tiempo, pues implica cambios burocráticos, por ejemplo, en las escrituras de la propiedad del inmueble afectado que deben modificarse para reflejarse la liberación de cargas.

Si la cancelación de tu préstamo no resulte el mejor destino para un dinero extra, recuerda que productos de ahorro y prevención como los Planes de Pensiones MAPFRE resultan atractivos en el presente, por las ventajas fiscales y en el futuro, para completar tu paga por jubilación.

 

2019-09-16T10:52:56+02:0028 junio, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.