Ahorrar no es una tarea fácil y cada vez más, los padres se dan cuenta de la importancia que tiene el inculcar hábitos de ahorro en sus hijos, para que estos aprendan poco a poco cuál es el valor del dinero y para qué les sirve ahorrar. Si desde pequeños tienen una educación en la que el ahorro sea una parte muy importante, conseguirán adaptarse mejor y comprender el funcionamiento de la sociedad en el futuro.

Cómo enseñar hábitos de ahorro

El ahorro y los conceptos relacionados con la economía doméstica y diaria no se enseñan en la escuela, por lo que es labor de los padres hacer que sus hijos comprendan la importancia que tendrá el dinero para su futuro, por ejemplo cuando se jubilen.

A la hora de enseñarle a ahorrar debes tener en cuenta la edad de tu hijo y su capacidad para retener la información y los conceptos que le estás enseñando. Aunque cada niño es un mundo, existen una serie de trucos que pueden ayudar a tu hijo a aprender a ahorrar de una forma muy sencilla.

Salario

Es importante que establezcas para tus hijos una paga, ya sea esta semanal o mensual. De esta forma, al darle todos los meses una asignación, comprenderá que ese dinero es suyo y que deberá aprender a gestionarlo hasta que llegue de nuevo el momento de obtener más. Es una forma sencilla de hacerle comprender de dónde obtienen sus padres el dinero y que este es limitado.

Llegados a este punto, es importante que les enseñes cómo dividir su dinero, es decir, qué parte quieren destinar al ahorro y cuál quieren gastar. De esta forma comprenderán que si se compran un capricho ya no tendrán dinero suficiente para ahorrar o comprarse otras cosas que les hagan ilusión. Por lo tanto, debes enseñarle a priorizar y cómo debe gastar adecuadamente.

Planificar

    La planificación es esencial a la hora de inculcar hábitos de ahorro. Debes ayudarle a pensar cuánto dinero tiene y qué puede hacer con él. Realizar un presupuesto teniendo como base su paga mensual o semanal puede ayudarles a gestionarse mejor. Es conveniente que pasado este tiempo revises con él cómo van sus finanzas para analizar qué se está haciendo bien y qué no.

    Para lograr un ahorro efectivo y comprender la importancia de este, la mejor opción es que le enseñes a anotar todos los gastos que tiene mensualmente. De esta forma, viendo lo que se gasta en cada cosa podrá ver mejor qué puede reducir, qué puede aumentar y cómo gestionarse de una manera mucho más eficaz.

    Establecer metas

    Hucha con emoticonos

    https://bit.ly/2U6O6V3

    Para que el ahorro sea atractivo y cobre sentido es necesario que el niño se establezca unas metas con su dinero. En este punto deberás explicarle la importancia que tiene el ahorro y cómo este puede ayudarle a conseguir alguna meta o disponer de dinero si aparece un imprevisto. Una buena manera de motivarle es que ahorre dinero para poder gastarse en la excursión que tendrá en unos meses.

    Para que ahorrar sea más sencillo, tu hijo debe tener un objetivo que sea factible, es decir, que pueda conseguirse con un poco de esfuerzo para que el niño vea los resultados a medio plazo. Esto le ayudará a discernir entre sus verdaderas necesidades y los caprichos.

    Dar ejemplo

    Sin duda la medida estrella a la hora de inculcar hábitos de ahorro en tus hijos, es predicar con el ejemplo. Si en casa seguís unas pautas de ahorro correctas al niño le costará mucho menos guardar parte de su dinero para su futuro con el objetivo de conseguir un bien mayor o un colchón de ahorro para imprevistos.