///¿Por qué es mejor estar libre de deudas?

¿Por qué es mejor estar libre de deudas?

2 minutos | La deuda siempre significa comprar dinero por más de lo que vale, pero a la vez nos permite adquirir hoy un bien que no podemos pagar. Estar libre de deudas debe ser el objetivo, pero si es inevitable contraerlas, busquemos siempre las mejores condiciones.

Las deudas son algo que debemos evitar siempre, o al menos eso es lo que pensamos todos cuando las tenemos. Sin embargo, hay casos en los que las deudas  pueden ayudarnos a conseguir beneficios a largo plazo, como por ejemplo eseos estudios que siempre quisimos hacer, mejorar en nuestro trabajo, hacer una inversión que no podemos abordar de otro modo y un largo etcétera.

No podemos, ni es nuestra intención, decir que es bueno tener deudas: nada más lejos de nuestro punto de vista. Sin embargo, en algunos casos es posible optar por las deudas como manera de crecer: si nos conceden un préstamo al 2% y vamos a conseguir con ese dinero generar unas ganancias superiores, ya sean el 3%, un 5% o un 10%, entonces estaremos ganando dinero a partir de una deuda. Por tanto, la clave de todo esto es que depende mucho de cómo sea la deuda para lanzarnos a ella, o no.

Cómo evaluar los riesgos de las deudas

Cuantas menos deudas tengamos, mejor. Eso es lo básico para poder disfrutar de una vida sin presiones, sin agobios al final del mes, y con unas perspectivas buenas de cara al ahorro privado, por ejemplo contratando un Plan de Pensiones MAPFRE adecuado a nuestro perfil inversor.

Lo que suele ocurrir es que en esta sociedad en que vivimos, pocas cosas se pueden adquirir al contado: la mayoría no podemos comprarnos una casa o un piso en metálico; no podemos comprar un coche al contado; incluso no podemos, a veces, planificar unas vacaciones en familia con solvencia. En esos casos es necesario recurrir a un préstamo o contraer una deuda hipotecaria… si no tenemos otra alternativa.

Lo discutible, en algunos casos, es si tenemos o no alternativa para comprar una casa, coche o irnos de vacaciones, pero esto entra dentro de la intimidad de cada persona o familia.

Volviendo al tema que nos ocupa, contraer o no deudas es una cuestión de si vamos a ganar dinero con ellas, nos van a ofrecer un beneficio intangible pero objetivo o bien vamos a disfrutar de algo que necesitamos imperiosamente, y que no podríamos conseguir de otra manera. Nuestra sociedad está basada en la deuda, para bien o para mal, y a pesar de que para la mayoría de las personas, la deuda significa pesar, en algunos casos contados, la deuda significa progreso.

Para «sobrevivir» a las deudas, uno debe tener un buen plan realista, para devolver el dinero. Si no se tiene eso, la deuda es más una pena que una ventaja. Si, por el contrario, se ve una forma viable de pagar la deuda durante toda su vigencia, estaremos ante un caso favorable para tener hoy lo que no podríamos tener, de otra manera, hasta dentro de muchos años… o nunca en la vida.

 

2020-05-14T15:53:32+02:0030 octubre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.