///Cómo hacer nuestra cesta de la compra más saludable

Cómo hacer nuestra cesta de la compra más saludable

3 minutos | No está confirmado que la cesta de la compra cuanto más saludable sea más cara, pero la población tiene esta percepción según confirman diferentes estudios de organizaciones de consumidores que recomiendan informarse en profundidad.

Todo el mundo quiere estar sano y mejorar su calidad de vida. Ahora que la longevidad es un hecho, la buena salud es el siguiente fin y la cesta de la compra, según coindicen en señalar los médicos, es clave para ayudar a cuidarse, prevenir enfermedades y en definitiva, vivir de forma más saludable.

¿Qué significa una compra saludable?

Cada consumidor tiene su opinión sobre lo que es saludable y si cuentas con el Seguro de MAPFRE Salud dispones del consejo profesional de un especialista médico que valorará tu caso y necesidades nutricionales basándose en tu perfil personal. La edad, las condiciones físicas, la actividad, la herencia… son detalles que también deberían de influir en tu compra.

Los  nutricionistas recuerdan, como norma general, que a la hora de hacer la compra, hay detalles en los que fijarse para elegir alimentos saludables y que no necesariamente tienen que ser lo más caros del mercado. Estas son algunas claves para llenar una cesta de la compra saludable

  • Atención al azúcar. Lo que cuenta es el tipo de azúcares, si provienen de la composición natural de los alimentos como ocurre con la fruta y los lácteos, o si son azúcares añadidos, en cuyo caso sí que hay que limitar su ingesta a la mínima expresión. Los azúcares intrínsecos son necesarios en cantidades adecuadas a cada organismo y siempre que no tengas patologías contraindicadas como la diabetes y  una dieta saludable debe contenerlos en su justa medida. Pero procuro mantener a raya los productos azucarados gratuitamente, como dulces, refrescos y etc.
  • Ojo con las calorías. Si sigues un régimen con un número concreto de calorías al día es importante que revises antes de comprar la tabla de aportaciones calóricas que incluyen todos los alimentos y no pierdas de vista la cantidad que corresponde a cada número de calorías. No te dejes llevar solo por los eslóganes o la letra grande, lo colores verdes o imágenes relacionadas con la salud, mejor busca la información nutricional.
  • Vigila la sal. Las aportaciones de sal al organismo pueden ser tanto o más perjudiciales que las de azúcar, aunque quizás el control de la sal se relaciona más con las personas mayores o con patologías concretas. Hay alimentos procesados con grandes cantidades de sal que deben limitarse a la hora de incluirlos en la dieta y por tanto en la cesta de la compra. Descubre en la letra pequeña de ingredientes las aportaciones de sal de lo que compras.
  • Atención a los aceites. Alto oleico, con aceite de oliva… el aceite de palma ha sido el último en hacer saltar las alarmas entre los consumidores. Es adecuado pensar que el aceite de oliva es saludable, pero es importante no quedarse solo en las letras llamativas con esa información de la etiqueta. A menudo, este tipo de aceite está en una mínima cantidad y sin embargo, se combina con otras dosis altas y poco recomendables de grasas y aceites vegetales de otros orígenes. No te gastes más sin antes comprobar que el acetite de oliva es el principal en el producto que compras.
  • ¿Sin gluten?  La celiaquía es una enfermedad que debe estar diagnosticada y controlada por un especialista médico. La popularización de esta patología ha permitido que la vida de las personas que la padecen sea mucho más cómoda y barata especialmente a la hora de ir a la compra. Sin  embargo, los médicos y las organizaciones de consumidores alertan del movimiento free gluten que está confundiendo. Recuerda, como norma general, que un producto sin gluten no garantiza que sea ni más ni  menos sano, solo por esa condición.

Tips para llenar una cesta saludable

La creencia popular de que la calidad y la salud están relacionadas con el precio no puede aplicarse sin confirmación y mucho menos, si pretendes ahorrar en tu cesta de la compra.

Son muchos los productos que bajo la apariencia de saludable, ocultan composiciones poco recomendables y además, suman euros a tu presupuesto alimentario.

  • Lee la letra pequeña
  • Evita los precocinados y los alimentos procesados
  • Apuesta por el consumo de productos frescos de temporada
  • Haz que tu cesta sea variada y contenga tipos distintos de alimentos
  • Investiga el origen de los productos que compras

Lo más recomendado es buscar, comparar  y consultar si tienes dudas. Todos los expertos coinciden en que merece la pena prestar atención a la dieta cotidiana, mejorando las aportaciones nutricionales beneficiosas y limitando o eliminando alimentos nocivos.

2020-10-02T11:15:20+02:0017 noviembre, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.