¿Obra nueva o casa vieja? Resuelve dudas

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

No hay una respuesta única a la duda de qué es mejor comprar si obra nueva o antigua cuando se busca hogar. Pero sí puedes sopesar ventajas y desventajas de cada posibilidad antes de decidirte o al empezar tu búsqueda.

 

Mano sostiene lupa sobre un plano y silueta de casa en color naranja junto a calculadora

 

Los expertos en venta de viviendas coinciden en destacar que no hay un piso perfecto, ese que cumple con todos los requisitos soñados: tamaño, precio, ubicación… ni en obra nueva ni en el mercado de viviendas antiguas. Lo más razonable si quieres encontrar casa y convertirla en el hogar de tus sueños es que te marques prioridades y seas realista.

 

No se puede generalizar a la hora de recomendar que una casa de nueva construcción sea mejor que una de segunda mano, las posibilidades son muchas y las ventajas y desventajas teóricas pueden cambiar en la práctica. No obstante, como punto de partida no te pongas a buscar  y menos compres, sin saber lo esencial de ambas opciones.

 

Viviendas de nueva construcción

 

Ventajas

 

  • Estrenas casa con todo lo que eso significa: nuevos suelos, paredes recién pintadas, tuberías sin uso previo… todo es nuevo y debe funcionar de forma perfecta y tener una duración larga, puesto que tienen cero años de uso.
  • Las distribuciones son actuales y conforme a las necesidades de hoy. Por ejemplo, antes no era común que las casas tuvieran baño y aseo, y ahora es rara la casa nueva de más de una habitación que no los incluye.
  • Climatización. Comprando una casa recién edificada es fácil que tengas calefacción y aire acondicionado conforme a los sistemas más actuales y eficientes.
  • Categoría energética. Las obras nuevas están obligadas por normativa a cumplir con un mínimo de eficiencia energética. Disfrutarás de ahorro en suministros como el agua o la calefacción.
  • Materiales actuales. El aluminio se impone al hierro, las tuberías son de PVC… una vivienda recién construida emplea materiales más seguros, eficientes y duraderos.

 

Desventajas

 

  • Ubicación. Si buscas una casa situada en un núcleo urbano de una gran ciudad, es difícil que allí encuentres obra nueva, lo habitual es casas antiguas o edificios en rehabilitación. El lugar donde esté la casa es esencial para su revalorización en caso de que necesites venderla, por ejemplo.
  • Comprar sobre plano. Si además de nueva, la casa aún no está construida tienes que esperar tiempo y además, lo normal es que la espera siempre se dilate más de lo previsto. Si compras como inversión puede no importarte, si prefieres el largo plazo.
  • El precio suele ser más alto, especialmente si lo comparas con una casa que precise reforma, pero tienes que contar con que en una casa nueva no tendrás que invertir más para poder entrar a vivir.

 

Casas y pisos de segunda mano

 

Ventajas

 

  • El precio puede ser más asequible que el de una casa nueva.
  • Es fácil que el disfrute de la casa sea inmediato.
  • Si tienes que hacer reforma, puedes elegir a tu gusto distribución y estética.
  • La ubicación en barrios tradicionales, núcleos urbanos con solera… incluso puedes adquirir una casa protegida por su valor histórico.
  • Las cargas impositivas pueden ser más ventajosas en el caso de la vivienda usada, aunque es importante revisar este punto ya que en cada comunidad autónoma o municipio es diferente.

 

Desventajas

 

  • Los inmuebles antiguos pueden tener sus posibilidades de cambio o reforma limitados por su estructura: pilares, columnas o balcones.
  • No siempre es posible decorar o introducir en una casa antigua todas las novedades o comodidades de un hogar nuevo.
  • El edificio –si se trata de un piso- puede necesitar una reforma o pasar la inspección técnica de viviendas por su antigüedad, lo que irremediablemente supondrá gastos extra para cada vecino.
  • Los servicios adicionales como garaje, trastero, gimnasio o piscina no son tan comunes en una casa con más de 20 años de antigüedad.

    Estos son solo algunos puntos que merece la pena que estudies y reflexiones antes de ponerte a buscar casa o que sopeses en el caso de que tengas que decidir entre una nueva vivienda o una de segunda mano.

     

    Cuando te decidas, protege tu casa con un Seguro de Hogar MAPFRE, igual de recomendable y práctico en ambos casos puesto que los imprevistos está comprobado que se dan en todas las viviendas con independencia de su antigüedad.

    ¿Obra nueva o casa vieja? Resuelve dudas was last modified: noviembre 14th, 2017 by CanalJubilación

    Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

    Deja un comentario

    Todos los campos son obligatorios

    Conectar con Facebook

    Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre