4 Min de lectura | Vender de segunda mano lo que no utilizas está a la orden del día y es más fácil que nunca. ¿Hay que pagar impuestos por la venta online? ¿Cuáles y cuántos? ¿También como comprador? En este artículo te lo contamos todo.

El mercado de segunda mano está en plena expansión gracias a las nuevas tecnologías y las plataformas online. Páginas y apps como Wallapop, eBay, Vippo, Shopify o Vinted permiten poner a la venta casi cualquier cosa que tengas en casa en cuestión de segundos.

El móvil viejo para comprar uno nuevo, la bici de los niños cuando se queda pequeña, los juegos que no usas para pagarte una escapada, ropa que ya no te gusta, coches e incluso casas, discos antiguos para invertir un dinero extra… Da igual el motivo y también lo que vendas online de segunda mano. Todas las operaciones tienen algo en común: Hacienda las vigila y están sujetas al pago de impuestos.

En otras palabras, si te preguntas si tienes que pagar impuestos por la venta online en plataformas de segunda mano la respuesta es afirmativa. Sí, debes tributar por esa operación, pero de ahí a que tengas que pagar impuestos como vendedor, media un abismo. La clave está en cómo tributan este tipo de ventas y cómo calcula Hacienda si has ganado o perdido dinero.

Qué impuestos pagas como vendedor en plataformas online

Cada vez que vendes un bien de tu propiedad estás generando una ganancia o pérdida patrimonial por la que debes tributar al hacer la declaración de la renta.

Esto aplica a las ventas de segunda mano en apps y plataformas como Wallapop e incluso en tiendas como Zalando.

Para calcular los impuestos de la venta online lo primero será saber si has ganado o perdido dinero con la operación. La forma de averiguarlo es restar el precio de compra al precio de venta. Si el resultado es positivo estarás ante una ganancia y en caso contrario, ante una pérdida.

Cada venta se suma de forma individual. Las ganancias que obtengas por la venta de artículos de segunda mano se sumarán después al resto de ganancias patrimoniales, que está compuesta por el rendimiento de tus acciones, fondos de inversión, criptodivisas, ETfs… y a los rendimientos de capital mobiliario (depósitos, dividendos, letras del tesoro…). El resultado pasará por las tablas del ahorro, que se dividen en cuatro tramos que se aplican de forma progresiva:

  • 19% hasta 6.000 euros
  • 21% entre 6.000,01 y 50.000 euros
  • 23% entre 50.000,01 y 200.000 euros
  • 26% a partir de 200.000,01 euros

Así es como funciona la venta online cuando ganas dinero.

Qué pasa cuando pierdes dinero con la venta online

Hacienda calcula si existe o no ganancia por la diferencia entre el precio de compra y de venta. Si es positivo, has obtenido un beneficio. Si es negativo una pérdida. Esto último suele ser lo más habitual cuando vendes algo de segunda mano. ¿Qué ocurre entonces?

En ese caso no tendrás que pagar impuestos por esa venta, pero tampoco podrás imputarlo como una pérdida patrimonial y restarlo a otras ganancias en acciones o con otros productos de segunda mano. La razón es que para Hacienda esa pérdida de valor se debe al deterioro del bien y no se puede computar como pérdida.

Para que lo entiendas mejor, vamos a verlo con un ejemplo. Imagina que te compras una televisión nueva y vendes la antigua. A ti te costó 500 euros y la vendes por 200 euros. ¿Has perdido 300 euros por el camino? No para Hacienda, que entiende que ha habido un deterioro por uso.

Por el contrario, si compras acciones de la empresa A por valor de 500 euros y las vendes por 200 euros, sí que estaríamos hablando de una pérdida patrimonial, igual que si lo que vendes es un artículo de coleccionista.

Además, recuerda que, si vendes online de forma continuada, lo haces al por mayor o compras productos para vender en plataformas online normalmente, Hacienda puede entender que se trata de una actividad económica o empresarial y tendrías que hacerte autónomo o crear una sociedad, además de vender los productos con IVA si vendes al por mayor.

Manos con móvil

https://unsplash.com/es/fotos/W39kRNAymPw

Los impuestos del comprador

Aclarada la parte del vendedor, llega el momento de hablar de la otra parte de la operación: el comprador.

¿Hay que pagar impuestos por comprar online de segunda mano? La respuesta vuelve a ser afirmativa. Sí, hay que pagar impuestos, igual que con cualquier otra adquisición. En este caso, al tratarse de objetos de segunda mano tendrás que pagar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales o ITP en su modalidad de transmisión patrimonial onerosa.

Este impuesto se aplica en las plataformas de venta online de segunda mano y en generan en cualquier transmisión de bienes usados, incluso en las viviendas de segunda mano.

El ITP es un impuesto transferido a las comunidades autónomas, que aplican diferentes tipos de gravámenes. Esto quiere decir que no pagarás lo mismo en todos sitios. El porcentaje concreto dependerá de cada comunidad, aunque oscila entre el 4% y el 8% y debe abonarse a través del modelo 600 de la Agencia Tributaria en los 30 días siguientes a la compra.

Si sueles comprar o vender en las plataformas digitales especializadas y mejores apps, ten en cuenta el tema de la fiscalidad; extrema las precauciones de seguridad, descartando transacciones poco claras y confía en el Servicio de Protección Digital de tu Seguro de Hogar MAPFRE.

CALCULA TU PRECIO 

Logo Jubilacion Y Pension
canalJUBILACIÓN
Equipo de redacción de canalJUBILACIÓN en

El equipo de redacción de canalJubilación lleva más de 10 años preocupándose por tus ahorros y porque sigas manteniendo una buena calidad de vida en el momento de la jubilación. Pero no solo eso, aquí encontrarás información útil y práctica sobre relaciones laborales, impuestos, prestaciones y mucho más.

Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica para acompañarte en las diferentes etapas de tu vida.