3 Min de lectura | Tres de cada cinco pensiones (el 60%) son inferiores al Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y el Gobierno se compromete a reducir esta brecha. La prestación mínima en 2021 es de 609 euros, 356 euros por debajo de los 965 euros en los que está fijado el salario mínimo. La cuantía de este último podría alcanzar los 1.000 euros en 2023.

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) está relacionada también con la capacidad adquisitiva de los pensionistas, ya que es un indicador cada vez más relevante en el escenario macroeconómico.

A continuación, explicamos cómo afecta la subida del salario mínimo, actualmente en 965 euros y que previsiblemente crecerá hasta los 1.000 euros en 2023, a las pensiones.

¿Qué relación tiene con las pensiones?

Cualquier subida del salario mínimo afecta a la pensión, en el sentido de que el aumento de la capacidad adquisitiva de los trabajadores debe tener también su reflejo en la de los pensionistas.

Especialmente, en la que aquellas prestaciones que son inferiores al SMI, y que deben complementarse para crecer en la misma medida que este. La relación entre ambas cantidades aún está por determinar, pero lo que está claro es que, si sube uno, también lo hará la cuantía de la otra.

Aproximadamente 2,3 millones de pensiones del sistema de la Seguridad Social, cerca de la cuarta parte del total (9,9 millones), son inferiores al mínimo. Además, el 60% de las prestaciones se sitúan por debajo del SMI (casi seis millones), y solo el 40% oscila en una horquilla entre los 965 y los 2.707 euros (máxima). La pensión mínima en 2021 está fijada en 609 euros, lo cual se sitúa 356 euros por debajo de los 965 euros del salario mínimo.

Evolución en los últimos años

La evolución del salario mínimo y de las pensiones en los últimos diez años ha sido muy distinta. El SMI ha pasado de 674 a 965 euros mensuales, un 43% más, mientras que la pensión mínima ha crecido apenas un 15%, menos de la mitad.

La prestación más común en España se sitúa entre los 650 y los 750 euros, además, muy por debajo del salario mínimo.

La tramitación de los próximos Presupuestos Generales del Estado (PGE) incluye una enmienda que establece que esta brecha debe reducirse, pero sin compromiso claro ni cifras orientativas. La mayor diferencia de cantidades -por volumen- la observamos en las pensiones de jubilación, ya que más de la mitad (51%, datos de agosto de 2021) son inferiores a los 965 euros.

Las pensiones más bajas, las de las mujeres

Mujer trabajadora

https://bit.ly/2ZgjrgC

Según los registros de la Seguridad Social, la mayor esperanza de vida de las mujeres provoca que la “brecha” de genero con las pensiones de los hombres sea superior al 30%.

Las mayores diferencias se observan en casos como la prestación de viudedad (entre 522,5 y 797,9 euros al mes), en las que casi el 80% de las cuantías sean inferiores al SMI. En el caso de las de jubilación, la diferencia es de hasta 400 euros.

Con el objetivo de paliar esta diferencia entre las prestaciones públicas y los salarios, al término de la carrera laboral resulta muy recomendable haber contratado un producto de ahorro, como los Planes de Pensiones que ofrece MAPFRE.

 

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador de MAPFRE

Borja Carrascosa Consultor
Borja Carrascosa Nogales
Consultor y Periodista Económico en Revista Capital | Web

Consultor, con una experiencia de más de seis años; periodista con 16 años de trayectoria como analista económico y financiero y MBA por IE Business School.