///¿Por qué es tan importante ahorrar para la jubilación?

¿Por qué es tan importante ahorrar para la jubilación?

4 minutos | La pensión de jubilación siempre supone menos dinero que el último sueldo, con lo que el poder adquisitivo se reduce en esta etapa de la vida. Ese es uno de los motivos por los que conviene ahorrar para la jubilación. Pero, además, hay otras razones por las que se debe hacer, y cuanto antes, mejor.

Guardar una parte de los ingresos ordinarios como previsión para necesidades futuras es una sana costumbre que, en cualquier circunstancia o etapa de la vida, siempre viene bien.

Si la finalidad es ahorrar para la jubilación y asegurar que, en esta última etapa, tras una larga vida de duro trabajo, se podrá disfrutar de unos ingresos suficientemente dignos para pasar esos años sin sobresaltos ni apuros económicos, ahorrar se transforma en una necesidad imperiosa. Más aún si, como ocurre hay ciertos temas importantes con un futuro incierto, como la sostenibilidad de los sistemas de pensiones o las fluctuaciones de la economía.

Estos son los motivos por los que hoy, más que nunca, es importante planificar un sistema de ahorro privado como los que te ofrece MAPFRE de cara a la jubilación:

Problemas con las pensiones

Aunque España tiene actualmente una media de tasa de sustitución (porcentaje de la pensión sobre el último salario) de las más altas de Europa, nadie ignora las dificultades que, desde hace unos años, existen para pagar las pensiones.

Sin ir más lejos, en diciembre de 2019 el Gobierno retiró más de 900 millones de euros de la llamada «hucha de las pensiones» para poder hacer frente al pago de las mismas.

La situación se volverá más alarmante en 2050, ya que las previsiones acerca de dicha tasa para esas fechas es que habrá caído a niveles del 50 por ciento. Vivir con la mitad de los ingresos va a ser un duro trago.

Teniendo en cuenta dichas previsiones, es de esperar que los ingresos del jubilado decaigan y se haga necesario tirar del ahorro personal.

Mayor esperanza de vida

Por otra parte, España disfruta de una esperanza de vida de las mayores del planeta, lo cual lleva aparejado jubilaciones más largas y, consecuentemente, unos gastos mucho más elevados, mientras que los recursos públicos serán cada vez más reducidos.

Si a esto añadimos la baja tasa de la natalidad registrada en España, con la previsible disminución de cotizantes que esto puede suponer, la situación se vuelve aún más preocupante.

Planificación

Para no perder poder adquisitivo en la etapa de la jubilación, es importante comenzar a planificarla bien comenzando a ahorrar de una manera sistemática, comprometida, constante y realista con las posibilidades personales y con los objetivos fijados.

Ilustración de unas manos con una regadera regando una planta con billetes

https://bit.ly/36kSZSm

En el momento de proceder a la planificación, al futuro ahorrador se le abren dos caminos: el ahorro o la inversión.

Ahorro

Aunque el hábito de ahorrar no tiene mucha aceptación entre los españoles, parece que poco a poco va creciendo. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de ahorro de los hogares españoles en 2019 aumentó 1,5 puntos respecto de la del año anterior, y se cifra en el 7,4 por ciento de su renta disponible.

Por cuestiones de riesgo, el ahorro es la primera opción por la que se decanta la mayoría a la hora de planificar la jubilación, pero tiene el inconveniente de que, si no consigue superar la inflación, puede suponer la pérdida de poder adquisitivo.

Sin embargo, para algunas personas, ahorrar a largo plazo representa ciertas dificultades. Entre ellas: el cansancio; la falta de un convencimiento profundo sobre su necesidad; la dificultad para no tocar el dinero durante ese largo tiempo resistiendo la tentación de utilizarlo para otros fines, que, realmente, pueden ser legítimos y buenos; y también, por qué no decirlo, por la mentalidad que impera en mucha gente que prefiere vivir como la cigarra de la fábula, sin preocuparse del mañana.

Para estas personas que tanto les cuesta ahorrar o mantener lo ahorrado, una buena opción son los Planes de Pensiones. Mediante este sistema, el dinero quedará inmovilizado y el ahorrador se ve obligado a no tocarlo, excepto en casos de rescate muy puntuales de auténtica necesidad. Tienen además la ventaja añadida de poder disfrutar de ciertos beneficios fiscales en el IRPF.

Inversión

La otra opción es acudir a los mercados financieros. Pero antes de embarcarse en este tipo de operaciones financieras hay que tener muy claro el riesgo que se quiere asumir; qué se pretende conseguir con el ahorro, es decir, como se quiere vivir después de jubilado para no perder poder adquisitivo; y elegir un producto financiero que se adecue a esas expectativas y a la vez a las necesidades propias.

→ Descubre cuándo empezar a ahorrar.

2020-06-19T14:55:57+02:006 junio, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.