La falta de conocimiento e información es, en muchos casos, la clave del escaso ahorro de los consumidores. Las informaciones más recientes apuntan así, que más de la mitad de los españoles valoraría colocar su dinero en determinados productos de inversión si tuviera un mayor conocimiento de los mismos. Para que siempre sepas dónde invertir tu dinero, y ayudarte en la mejor valoración del mismo, te presentamos algunos de los productos de ahorro más desconocidos del mercado.

SIALP
Los productos de ahorro sistemático entre los que también se clasifican las PIAS, son algunos grandes desconocidos por la gran mayoría de las personas. A grandes rasgos, se trata de productos destinados al ahorro, que buscan una rentabilidad mayor a la que ofrecen los productos bancarios. Productos que admiten cierta flexibilidad en cuanto a las aportaciones a realizar que invierten en fondos de inversión o Unit Linked -expresión inglesa que suele definirse como seguros en los que el tomador asume el riesgo de la inversión-.

Dentro de estos productos se encuentran los SIALP o Seguro Individual a Largo Plazo. Se trata de un plan de ahorro con aportaciones flexibles que obtiene una rentabilidad garantizada muy atractiva a su vencimiento y que se puede ver mejorada por la obtención de Participación en Beneficios. Dependiendo de la aseguradora con la que se contrate pueden estar garantizadas hasta el 100% de las primas aportadas a su vencimiento.

Otro de los grandes atractivos de estos productos es que los rendimientos que se generan están exentos de tributación como rendimientos de capital mobiliario, siempre que se cumplan los requisitos exigidos para los planes de ahorro a largo plazo. En este seguro el asegurado y el beneficiario es, por tanto, el mismo contratante.

PIAS
Los Planes de Ahorro Sistemático, más conocidos como PIAS, se entienden como una figura híbrida entre los planes de pensiones y los seguros, ya que se trata de un instrumento de ahorro-previsión a largo plazo que permiten constituir una renta vitalicia asegurada: su finalidad radica en ir pagando primas para acumular un capital a lo largo del tiempo, que puede servir como complemento a los planes de pensiones.

Son por tanto seguros de vida que permiten canalizar un ahorro a largo plazo con el objetivo de constituir un capital, por lo general, con rentabilidad garantizada y siempre con un excelente tratamiento fiscal destinado a convertirse, en todos los casos, en renta vitalicia. Un instrumento de ahorro con coste fiscal cero, a la vez que se garantizan rentas mensuales a un futuro.

Planes de Pensiones
Todo el mundo ha oído hablar de los planes de pensiones, más aún del estado de la hucha de las pensiones en la actualidad, sin embargo, siguen siendo un gran desconocido para muchas personas. Cuando se habla de las características y ventajas de estos productos de ahorro a largo plazo, pocos saben qué contestar.

Los planes de pensiones son un vehículo de ahorro-inversión destinado a cubrir una serie de contingencias determinadas, entre las que se enmarca la jubilación, y también cuentan con un excelente tratamiento fiscal. En los planes de pensiones, el inversor realiza una serie de aportaciones periódicas que le permitirán disponer de un capital o renta en el momento de la jubilación, incapacidad o fallecimiento, para que pueda disponer del mismo.

Cada contribuyente cuenta con diferentes opciones de planes de pensiones a los que puede optar. Así, por ejemplo, si se quiere ahorrar de una forma totalmente flexible y adaptada a las necesidades de cada persona, los Planes de Pensiones MAPFRE destacan por ofrecer la mejor rentabilidad con el mínimo esfuerzo, pudiendo elegirse entre una amplia variedad de planes, según las necesidades de cada usuario.