2 minutos | Contratar un producto de ahorro privado para complementar la pensión no solo es recomendación del Pacto de Toledo. Numerosos informes independientes resaltan la conveniencia de contratar alguno. Entre ellos, el estudio ganador del VI Edición del Premio Edad&Vida, elaborado (con […]

Contratar un producto de ahorro privado para complementar la pensión no solo es recomendación del Pacto de Toledo. Numerosos informes independientes resaltan la conveniencia de contratar alguno.

Entre ellos, el estudio ganador del VI Edición del Premio Edad&Vida, elaborado (con encuestas “on line” a personas de entre 25 y 54 años) por investigadores de la Universidad de Extremadura en colaboración con la Universidad de Valencia.

Además concluye que cuatro de cada diez españoles desconocen cuánta parte de su sueldo se destina al pago de la cotización a la Seguridad Social. Pese a ello, la mitad piensa que la cuantía de su prestación será escasa mientras que un tercio no lo sabe.

Solo el 13% la considera justa y un 1% excesiva. En resumen: la mayoría cree que su situación económica empeorará al jubilarse, percepción que coincide con las previsiones del Banco de España y de los analistas del Instituto de Actuarios Españoles.

El estudio pone de manifiesto el rechazo de la mayoría de los españoles al retraso de la edad de jubilación. Frente a esta medida, prefieren como primera opción aumentar los años de cotización para calcular la pensión antes que retrasar la edad de jubilación.

Aunque aumentar los años de cotización conlleva un efecto negativo que es una reducción de la cuantía de la pensión.

Los investigadores preguntaron qué opción escogería: “incrementar la cotización a la Seguridad Social de tal forma que su salario baje entre un 2% y un 6%, aumentar la edad de jubilación entre 67 y 69 años y disminuir la cuantía de la pensión de jubilación entre un 10% y un 30%”. La mayoría de los encuestados (62%) se decantan por aumentar la cotización a la Seguridad Social frente a las opciones de jubilarse a mayor edad (28%) y cobrar menos prestación (11%).

Con este horizonte, en el que todos los jubilados verán disminuir la cuantía de su pensión, los investigadores ven necesario contratar algún producto de ahorro privado, concluye el estudio. Los favoritos para la mitad de los españoles son los Planes de Pensiones o los Planes de Previsión Asegurados. Para contratarlos el 57,3% de los encuestados priman la garantía y el 29,3% la rentabilidad.