Productos de supermercado que salen caros

///Productos de supermercado que salen caros

Productos de supermercado que salen caros

Los productos del supermercado son los preferidos por los consumidores frente a los de los comercios tradicionales o pequeñas tiendas de barrio. Los comercios de medio o gran tamaño son los que mejores datos presentan en el sector retail, pero el ahorro no está asegurado.

Las ofertas, los descuentos y las promociones se relacionan con los productos de supermercado. No en vano, el 57 por ciento de los productos frescos que se consumieron en 2017, según el Estudio Nielsen 360, se compraron en un súper o híper.

La venta de alimentos frescos creció un 6 por ciento en las grandes superficies. En el otro extremo, las tiendas tradicionales tuvieron un ejercicio plano y perdieron ventas hasta situarse en un 43 por ciento. Compres donde compres, la conservación de tu pescado, tu carne o tus verduras depende de tu frigorífico; si se estropea, con servicio de reparación de electrodomésticos de gama blanca de tu Seguro de Hogar MAPFRE las molestias y las pérdidas serán mínimas.

Productos más caros en el súper

Es imposible asegurar qué productos encontrarás más caros y cuales más baratos en tu hipermercado preferido o en cualquiera del mundo, si lo comparas con otros comercios. Las ofertas son diarias, los precios dependen de las promociones y la libertad de mercado que permite muchos y muy diferentes cambios salvando ese problema, sí hay algunas cosas que los expertos recomiendan, al menos, comparar si ahorrar es tu objetivo:

  • Productos frescos, especialmente futas y verduras, pero también carne, pescado y embutido. Haz la prueba, por ejemplo, con tu fruta de temporada favorita, puede que el resultado te sorprenda. No en pocas ocasiones el precio por kilo de alimentos naturales y sanos como el pescado o la fruta es más ajustado e interesante en pequeñas tiendas.
  • Artículos no relacionados con la alimentación como utensilios de cocina o vajillas que suelen tener presencia en los supermercados o hipermercados, pero no con los mejores precios.
  • Prendas de vestir y calzado. Aunque en el supermercado de forma tradicional no se incluía la sección textil, ahora es cada vez más común.
  • Droguería, perfumería, cosmética y en general, productos de belleza.

Los pequeños comercios y especialmente los especializados como fruterías y carnicerías de pie de calle reivindican su papel y trabajan intensamente por marcar la diferencia asumiendo que en los últimos tiempos están perdiendo el favor de los consumidores. Por ello, no está de más que explores este tipo de comercio de proximidad. La variedad, la frescura, la calidad y los detalles de personalización suelen marcar también la diferencia.

¿Por qué se compra en un supermercado?

Diferentes cajas y contenedores con frutas y verduras expuestas

Los informes del sector retail confirman que las grandes superficies le ganan el terreno a las pequeñas tiendas, a los mercados tradicionales y a las tiendas especializadas. El consumidor español es fan de las grandes cadenas para llenar su cesta de la compra. Con muy pocos cambios, hace años que los supermercados ganan en ventajas frente a otro tipo de comercios:

  • Variedad de oferta
  • Promociones y descuentos
  • Ahorro de tiempo
  • Menos desplazamientos
  • Ventajas adicionales como servicios de financiación o la entrega de la compra a domicilio.

Un conjunto de ventajas hace que sea fácil entender por qué los consumidores apuestan por hacer la compra en supermercados o grandes superficies frente a otro tipo de tiendas. En España se trata de un proceso de cambio de las preferencias de los consumidores que se ha ido agudizando con el paso de los años. El informe La alimentación mes a mes que ha elaborado desde 2001 el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, evidencia esta evolución.

  • En 2008

El 17 por ciento de los alimentos se compraba en hipermercados.

El 36 por ciento de la cesta de la compra se llenaba en supermercados.

El 10 por ciento de productos se compraban en cadenas con descuentos y ofertas.

El 28 por ciento de las ventas se quedaban en las tiendas tradicionales.

  • En 2015

Los supermercados se llevan casi la mitad de la compra, un 43,8 por ciento.

Las tiendas de descuento han ganado terreno en sus ventas y se adquieren el 15,6 por ciento de los productos.

Las tiendas tradicionales mantienen unas ventas del 16,7 por ciento.

Otros canales entre los que se encuentran  las tiendas online se quedan con casi el 10 por ciento de las ventas.

Cuando la meta es ahorrar no hay duda de que en la variedad y la comparación está la clave. Valora también la calidad y el tiempo que empleas o el consumo de gasolina que haces, si tienes que llegar a un supermercado en coches. No solo puedes comparar el precio en sí del producto que buscas.

2019-06-10T12:52:42+02:0027 abril, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.