///Los productos más caros del mundo que puedes sustituir fácilmente

Los productos más caros del mundo que puedes sustituir fácilmente

Si no quieres renunciar al sabor en tu cocina y darle a tus platos un toque especial puedes sustituir fácilmente los productos más caros del mundo por otros que son muy asequibles.

Algunos condimentos culinarios se han hecho con el título de los productos más caros del mundo debido a que son muy difíciles de obtener. Estos pueden ser sustituidos por otros en tu cocina diaria para ayudarte a mejorar tu economía doméstica.

¿Cuáles son los productos más caros del mundo?

Azafrán: este producto tan habitual en la cocina mediterránea y es utilizado como colorante en platos tan populares como la paella, recibe también el nombre de “oro rojo”. Esto se debe a que un gramo de este colorante natural tiene un precio superior al de un gramo de oro. Su precio se deriva principalmente de la dificultad que entraña obtenerlo. Para lograr un kilogramo de azafrán son necesarias más de 300.000 flores cuya plantación ocupará aproximadamente es espacio de un campo de fútbol. El azafrán se obtiene de los estambres de la flor Crocus que solo florece una o dos semanas al año en otoño y solo cuenta con 3 estambres que deben ser extraídos a mano. Si quieres sustituirlo de manera sencilla en tu cocina puedes optar por los colorantes en polvo que encontrarás en cualquier supermercado, o si quieres darle a tus platos un toque más étnico puedes sustituirlo por cúrcuma.

Caviar: este producto se elabora con las huevas de los esturiones. Son pequeñas bolitas negras con un intenso sabor a pescado y están consideradas como unas de las delicias más exquisitas del mundo. Existen distintos tipos de caviar, siendo el más caro el de la especie beluga que tan solo se encuentra en Mar Negro y el Mar Caspio. Este pez, puede tener una modalidad albina, cuyas huevas son mucho más cotizadas. El esturión tarda dos años en lograr su madurez y en comenzar a producir huevas. El problema viene de que para poder obtener este producto es necesario matar al animal. Se trata de un pez en peligro de extinción, por ello cada vez es más complicado obtener caviar de esturión beluga de forma legal. Para sustituirlo en tus platos, puedes optar por huevas de otros peces como truchas o salmón que son mucho más baratas.

Kopi  Luwak: se trata de un grano de café especial. También es conocido como café de civeta, debido a que para su elaboración es necesaria la participación del gato civeta. Según los expertos los ácidos grasos que produce este felino durante su digestión son los encargados de dar intensidad al sabor de este café. Para obtenerlo, es necesario que el animal ingiera los granos de café, los digiera y posteriormente los defeque. Algo que conlleva tiempo. Además de ser un poco desagradable, pensar en el origen de este café, puedes sustituirlo fácilmente por cualquier café natural molido que te guste. Existen muchas tiendas especializadas en distintos tipos de café que seguro que te ofrecen precios más competitivos sin renunciar a la calidad.

Trufa blanca: dentro de las trufas, este tipo es el más caro. Este hongo tan solo se da en una zona determinada del norte de Italia, el Piamonte. Tan solo crece en estado salvaje y no es posible cultivarla. Son muy escasas y su precio dependerá de la cantidad que se obtenga en cada recolección, que es muy variable. Para dar sabor a tus platos de pasta y no dejarte todos tus ahorros puedes utilizar la trufa en polvo que encontrarás a un precio muy asequible  cualquier supermercado.

Ostras: era uno de los alimentos más populares y baratos durante el siglo XIX en las zonas costeras de todo el mundo. En la antigüedad, se trataba de una comida común en muchos países que era consumida por las clases más pobres. En la actualidad, y debido a la contaminación y la pesca indiscriminada de los mares, su población se ha visto considerablemente reducida. Si quieres ahorrarte un dinero puedes sustituirlas por almejas que son más baratas, sobre todo si han sido cultivadas.

Carne Wayuu: la más popular de todas y también la más cara, es la carne de Kobe. Se trata de carne de terneras de razas japonesas. Debido a una exhaustiva y cuidada alimentación, la grasa que se encuentra en esta carne se encuentra integrada con ella de manera que se disuelve al ser cocinada. Esto le aporta jugosidad adicional a la misma. Este tipo de carne es muy cara y puedes sustituirlas por la de otras terneras autóctonas criadas de manera natural.

Jamón ibérico: es uno de los productos más característicos de nuestro país. Para conseguir ser denominado como ibérico, los cerdos deben ser de raza 100 por cien ibérica certificada y se han tenido que criar en libertad en las dehesas de Salamanca, Extremadura y Andalucía. Dentro del jamón ibérico existen dos modalidades, el jamón ibérico de bellota que es el más caro y el de cebo. En el primero de ellos, el animal se ha alimentado durante al menos 3 años tan solo de bellotas. En el segundo, su alimentación ha sido completada por piensos naturales. Además de estos 3 años de crianza, para que un jamón sea considerado como ibérico, requiere de entre 36 y 48 meses de curación. Para sustituirlo puedes optar por jamón o paleta de cerdo común alimentado con piensos naturales y criado en libertad.

Foie Gras: es una de las delicatesen más antiguas del mundo, existen testimonios de que su proceso de desarrollo y fabricación fue ideado por los egipcios en el 2.5000 antes de Cristo. Se fabrica con hígado de pato y ganso y se obtiene mediante la ceba artificial a través de un tubo del ave con maíz. De esta manera se logra que el hígado crezca hasta 10 veces su tamaño y su textura sea más mantecosa. En el mercado existen multitud de patés elaborados con hígado de ave que no han sido sometidos a este proceso de ceba.

Estos son solo algunos de los productos que puedes emplear en tu cocina para sustituir aquellos que son inaccesibles para el común de los mortales. Pero si quieres darte el capricho, nada mejor que ahorrar para ello con tu Plan de Pensiones MAPFRE.

2020-03-10T13:44:21+02:0019 octubre, 2018|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.