Como producto de inversión para particulares, el seguro de renta está dirigido a personas con una edad avanzada por dos motivos fundamentales:

  • Permite en el momento de la jubilación contar con ingresos extra para completar la pensión y vivir con plenitud esta etapa de la vida.
  • Posibilita dejar a la familia una interesante suma de dinero, los herederos se verán beneficiados en un seguro de rentas.

Entre las ventajas que se otorgan a los seguros de renta,  está su excelente fiscalidad, los pocos gastos o comisiones que acarea y la gran flexibilidad que plantean los diferentes tipos de seguros de rentas, su carácter vitalicio también puede interesarte.

  • El titular del seguro recibe una renta mínima cada mes, cada trimestre… según decida él mismo, y hasta su fallecimiento.
  • La entidad o aseguradora te garantiza al un interés concreto  que se calcula en función de la edad, el sexo y la esperanza de vida del ahorrador.
  • Como norma general, cuanto mayor sea la cantidad de ahorro que se asegura y menor la esperanza de vida del titular, mayor será la renta recibida durante la vida del titular.

Frente a estas ventajas, los contras de los seguros de rentas pueden serlo o no, dependiendo de cuales sean tus necesidades y los objetivos que buscas en un producto de inversión.

  • Son inversiones a  largo plazo, por lo general, no puede recuperarse el capital invertido salvo en la forma pactada. No cuentan con una caducidad concreta ni un plazo fijo, como ocurre con los depósitos.
  • Es necesario contar con un ahorro considerable para que la rentabilidad de este tipo de producto sea atractiva, no es interesante para pequeñas cantidades de dinero, ahorros puntuales o concretos. Es un producto para invertir los ahorros de toda una vida.
  • No todas las personas cumplen con el perfil que exigen las entidades para suscribir seguros de rentas, es necesario contar con una edad determinada y una capacidad de ahorro sostenida a largo plazo y alta.

Los seguros de renta son un producto de inversión ideal para las personas que buscan un producto con estas características, en general, ahorradores de la tercera edad que buscan una forma de rentabilizar y disfrutar sus ahorros de años, dejando además, una buena herencia a sus herederos.

Si en tu jubilación disfrutarás de la rentabilidad y ventajas de tu Plan de Pensiones MAPFRE, puedes además, contar con un apoyo extra contratando un seguro de renta para tus ahorros cuando llegue el momento.