4 Min de lectura | La amortización anticipada de un préstamo conlleva gastos como las comisiones por cancelación (máximo del 1%), y debemos tener en cuenta el efecto sobre los intereses del crédito, que son superiores en los primeros meses. Podemos reducir la cuota o reducir los plazos, y cada una de estas decisiones implicará una rentabilidad distinta de la operación.

Cuando un cliente bancario decide amortizar un préstamo antes de tiempo -cancelarlo, en esencia- debe tener en cuenta una serie de variables, como las comisiones y el capital pendiente, que pueden provocar que la decisión no sea completamente rentable.

A continuación, explicamos las claves que indican la viabilidad de una operación de este tipo y factores como el cuadro de amortización del préstamo o el simulador.

Amortización anticipada de un préstamo

Amortizar un préstamo de forma anticipada implica devolver la totalidad o parte del capital pendiente de un crédito o deuda contraída con una entidad financiera antes del plazo de vencimiento del mismo. Si se realiza de forma total, la deuda queda liquidada, mientras que, si se realiza de forma parcial, aún quedará pendiente una parte del capital.

Costes de la amortización de un préstamo

Cuando decidimos cancelar de forma anticipada un préstamo, la operación que buscamos es aquella que nos proporcione una rentabilidad financiera o una reducción de costes. El problema reside en que no solo tendremos que devolver el capital principal que queda pendiente, sino también los intereses del mismo y las comisiones que el banco decida aplicar por este tipo de operaciones.

  • Intereses. Los intereses que cobra la entidad financiera por el préstamo, en la mayoría de los modelos de amortización que se aplican en España, el francés, son mayores en la primera etapa. Dicho de otra forma, cuando llega el plazo de vencimiento del préstamo, el interés que cobra el banco será inferior al que pagábamos al principio, ya que se aplica sobre el capital pendiente. Imaginemos que un cliente ha solicitado un crédito de 000 euros a siete años, con un interés del 4% anual. El primer año, en el que devolveremos unos 2.143 euros, pagaremos aproximadamente 600 euros en concepto de intereses (el 4% de 15.000), mientras que, en el cuarto año, cuando nos queden pendientes alrededor de 7.500 euros, los intereses serán de 300 euros anuales. En síntesis, cuanto antes amorticemos el préstamo, más capital nos ahorraremos.
  • Comisiones por cancelación anticipada. La comisión máxima que puede cobrar una entidad financiera por la cancelación anticipada de un préstamo es del 1% para créditos que se amortizan más de un año antes de su vencimiento y del 0,5% para periodos inferiores a doce meses. Imaginemos que, en el ejemplo anterior, estamos a solo dos años del plazo de vencimiento del préstamo y decidimos amortizar los 286 euros pendientes del total de 15.000 euros que solicitamos en un principio. La entidad financiera nos cobrará 42,86 euros en concepto de comisión del 1%, que se sumará a los intereses que apliquen en este momento de videncia del crédito.

¿Cuota o plazo?

Si queremos amortizar de forma anticipada sólo una parte del préstamo, la entidad nos ofrecerá dos opciones, la reducción de la cuota mensual o del plazo que queda pendiente para devolver el capital. Veamos el coste financiero de ambas opciones con el préstamo de 15.000 euros a siete años (4% de interés) que hemos utilizado anteriormente y la decisión de amortizar 6.000 euros en el primer año:

  • Reducimos cuota desde los 228,6 euros (contando intereses) hasta los 111,4 euros en el primer año (descendente), pero mantenemos plazos.
  • Reducimos el plazo de devolución hasta los cinco años (24 meses antes) de los 9.000 euros pendientes, resultando una cuota mensual de 156 euros en el primer año (descendente).

A todo lo anterior deberemos sumarle el gasto por la comisión de cancelación anticipada (del 1%, ya que el plazo de vencimiento es superior a un año).

El cuadro de amortización

Calculadora, bolígrafo y papel con cifras

https://bit.ly/3oavplz

El cuadro de amortización es un elemento muy útil que nos permite conocer las fechas en las que tenemos que devolver el préstamo, el capital pendiente en cada momento y la cuota mensual que tendremos que abonar. Para ver si es rentable amortizar el crédito de forma anticipada, un rápido vistazo al cuadro de amortización nos permite simular la amortización y ver si merece la pena.

Siempre conviene ser previsor y contratar los Planes de Pensiones MAPFRE durante tu vida activa, así, en el caso de que no puedas amortizar los préstamos, contarás con ese ingreso extra durante la jubilación que te permitirá afrontar los pagos con más tranquilidad.

 

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador MAPFRE

Borja Carrascosa Consultor
Borja Carrascosa Nogales
Consultor y Periodista Económico en Revista Capital | Web

Consultor, con una experiencia de más de seis años; periodista con 16 años de trayectoria como analista económico y financiero y MBA por IE Business School.