///Trucos para ahorrar y afrontar la cuesta de septiembre

Trucos para ahorrar y afrontar la cuesta de septiembre

5 minutos | Septiembre es un mes de muchos gastos, comienza la vuelta al cole para muchas familias y el verano llega a su fin. Tras los excesos de las vacaciones es el momento de ahorrar y superar la temida cuesta de septiembre. Te ofrecemos varios consejos sencillos para ahorrar.

Se habla mucho de la temida cuesta de enero por lo difícil que resulta recuperar la economía familiar después del derroche que se produce normalmente en las fiestas navideñas. Pero la cuesta de septiembre, más conocida como la de la «vuelta al cole», no causa menor pavor, porque las familias se ven obligadas a afrontar una serie de gastos por este motivo (libros, material escolar, uniformes, recibos, etc.), y se produce en un momento en el que la economía familiar se halla tremendamente debilitada después de los pródigos gastos que se ha visto obligada a soportar en las recién acabadas vacaciones de verano.

En dichas vacaciones, muchas personas tienden a gastar por encima de sus posibilidades incumpliendo la primera regla de la estabilidad económica familiar: no gastar más de lo que se gana. El incumplimiento de esta máxima lleva en ocasiones a recurrir a créditos para poder hacer frente a ese desfase económico, con lo cual se empeora aún más la situación.

Pero, en cualquier caso, hay que mantener la calma y, si se aprende la lección, hasta puede que resulte positivo pasar esos aprietos si con ello se despierta la conciencia sobre la necesidad de planificar el gasto en años venideros.

La cuesta de septiembre puede ser el punto de inicio para realizar este plan de futuro, pero también para tratar de reajustar la economía familiar en el presente verificando los gastos circunstanciales y los periódicos para intentar paliar sus efectos negativos sobre la misma.

Consejos para superar la cuesta de septiembre

Superar la cuesta de septiembre no solo no es imposible, sino que es el mejor momento del año para poner en orden las finanzas y planificar un sistema de ahorro adecuado.

Pon en orden tu situación financiera

Septiembre es un buen mes para hacer un balance de la economía familiar. Para ello, haz un listado con todos tus gastos fijos y reduce, al menos, uno de ellos. Por ejemplo, la factura de Internet.

Si no quieres evaluar tus facturas una a una, puedes recurrir a una de las muchas aplicaciones y herramientas digitales que hacen esta tarea con gran precisión. Con ellas podrás ordenar más fácilmente los gastos por categorías.

Después, en función de tus ingresos, establece cuáles serán tus prioridades de cara al resto del curso y la situación real de ahorro.

Reducir gastos superfluos

A este respecto, sería bueno cambiar o suprimir, o por lo menos aminorar, algunos de los pequeños hábitos de consumo no esenciales que, aunque parezcan insignificantes, al final suponen un gasto apreciable: el aperitivo diario, desayunos o comidas fuera de casa, transporte público en lugar de utilizar el coche, asistencia a espectáculos, etc.

Revisar los contratos con los suministros

También puede ser útil revisar los contratos de los servicios domésticos como el gas, la electricidad, la telefonía, televisión, etc., así como las pólizas de los seguros del hogar, el coche, salud, etc., y estudiar las ofertas de aquellas compañías que suelen ofrecer ventajas e interesantes descuentos, sobre todo el primer año.

Adquirir el material escolar antes de las vacaciones

Ilustración una pizarra, un globo terráqueo, carpetas, bote con lápices, manzana y reglas dentro de un aula

https://bit.ly/3gjzb6f

El gasto más considerable durante el mes de septiembre lo constituye, seguramente, el realizado con motivo de la vuelta al colegio: libros y material escolar, ropa y zapatos, matrículas, recibos del colegio, extraescolares, etc. En fin, un microcosmos que se lleva mucho dinero.

Si se ha sido previsor, se habrá adquirido todo o una gran parte de este material antes de las vacaciones, cuando había más tiempo para comparar precios tanto en tiendas físicas como por internet -donde existe una gran oferta-, con la ventaja de poder repartir el gasto en varios plazos. Si no se ha sido previsor, tocará hacer el gasto de una sola vez y, posiblemente, tener que adquirir los artículos a mayor precio por el incremento de la demanda.

Recuerda guardar todas las facturas ya que puedes desgravar gastos derivados de estas compras en tu próxima declaración de la renta.

Hacer compras responsables

Después de las vacaciones, la nevera suele estar bajo mínimos. A la hora de hacer la compra es importante tenerlo todo bien planificado, habiendo elaborado previamente una lista con aquello que de verdad se necesita.

Para reducir gastos durante este mes, puedes dejar a un lado el pescado y la ternera y comprar proteínas más baratas, como huevos o pollo. En cuanto a frutas y verduras, es más económico consumir las de temporada.

Limita el uso de tarjetas de débito y de crédito. Las tarjetas resultan muy prácticas, pero pueden hacer que no controles adecuadamente tus gastos. Ten especial cuidado con las tarjetas de crédito, dado que, en numerosas ocasiones, presentan intereses muy altos.

Otro aspecto importante es ir después de comer (para que la sensación de hambre no te haga caer en caprichos) y sin niños. Los publicistas saben que los más pequeños, cuando quieren algo, insisten hasta la saciedad para que sus padres se lo compren, y buscan captar su atención. En este enlace te damos siete trucos para ahorrar en la cesta de la compra.

Utilizar los ahorros solo si es necesario

Como es bien sabido, el ahorro se revela como el mejor método para hacer frente a los pequeños o grandes gastos, imprevistos o periódicos, de la economía doméstica. Un pequeño colchón de ahorros puede sacar de muchos apuros.

Para prever los posibles gastos y que no pillen de sorpresa, lo mejor es planificarlos en la medida que sea posible para mitigar su impacto en la economía familiar.

Si además de esta cuesta de septiembre te preocupan las venideras, este es el momento de pensar en contratar un Plan de Pensiones MAPFRE. Estos planes te ofrecen una interesante rentabilidad y te permitirán tener un buen nivel de vida llegada tu jubilación. Este es el momento, ¡no más cuestas de septiembre!

2020-06-24T09:41:57+02:0012 junio, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.