///Trucos para ahorrar: presupuesto semanal

Trucos para ahorrar: presupuesto semanal

5 minutos | Si el dinero te dura poco entre las manos, prueba a aplicar algunos de los trucos para ahorrar que te proponemos. Son sencillos de realizar y efectivos. Cuando recibimos nuestro salario o ingresamos dinero vemos que la alegría inicial se […]

Si el dinero te dura poco entre las manos, prueba a aplicar algunos de los trucos para ahorrar que te proponemos. Son sencillos de realizar y efectivos.

Cuando recibimos nuestro salario o ingresamos dinero vemos que la alegría inicial se convierte en ocasiones en tortura final cuando comprobamos la velocidad a la que desaparece nuestro presupuesto. La clave para poder ahorrar es pensar en cómo sacar un mayor rédito semanal a nuestro capital. Te presentamos una serie de trucos para ahorrar muy útil, fáciles de realizar y que harán que no tengas que privarte de tus momentos de ocio, basándote en un presupuesto semanal.

  • Ponte objetivos. En lugar de pensar de manera vaga sobre el dinero que necesitas guardar, márcate un objetivo concreto. Empieza con pequeñas cantidades y vete aumentando tu ahorro a medida que vayas cogiendo el hábito. Usando una meta específica tendrás una referencia sobre lo que necesitas economizar.

 

  • Primero ahorrar y luego gastar. Debes de cambiar tu mentalidad. Es muy común que las personas gastemos dinero y tratemos de ahorrar “lo que sobra”. Lo ideal sería actual justo al revés: guardar una suma fija de dinero y gastar lo que quede después de haber ahorrado. A partir de ahí es cuando puedes empezar a hacer frente a los expendios.

 

  • Analiza tu cuenta bancaria. Muchos de los gastos los tenemos domiciliados y le prestamos poca atención. ¿Cuándo fue la última vez que corroboraste cuanto te costaban los servicios de telefonía, internet o electricidad? Echar un vistazo a este tipo de gastos nos ayudará a analizar cuáles de ellos son superfluos y en cuales estamos pagando más de lo que deberíamos. Quizás sea el momento de cambiar de contrato.

 

  • Compra ropa en rebajas. Ser una persona a la que le gusta la moda y vestir bien no está reñido con ser ahorrador. Aprovechar los momentos de rebajas nos ayudará a conseguir ropa muy interesante a unos precios muy atractivos. De esta manera podemos reservar las grandes adquisiciones de vestuario para estas fechas y dejar el resto del año para la compra de prendas de primera necesidad.

 

  • Fiestas en casa. Puedes ahorrar una cantidad asombrosa de dinero si en lugar de salir siempre a tomar algo en los bares quedas con tus amigos y tomáis vuestras bebidas en el hogar. De esta manera podréis disfrutar de buenos momentos sin necesidad de que vuestra cartera sufra.

 

  • Prepara las vacaciones con antelación. Se puede ahorrar mucho dinero si no dejas la planificación de tus vacaciones para última hora. Las aerolíneas y los hoteles ofrecen descuentos muy importantes si las compras se realizan con semanas o meses de antelación. Si ya sabes qué días estarás libre y el sitio al que quieres ir, trata de hacer las reservas cuanto antes. Mientras más tiempo pase, más subirán los precios y más posibilidades de que no haya sitio en los lugares más interesantes.

 

  • Contrata un seguro. Firmar una póliza nos ayudará a que podamos hacer frente a las complicaciones que puedan aparecer. Es conveniente destinar una pequeña cantidad de nuestro dinero a disponer de un seguro que tener que hacer frente a un gran desembolso cuando suceda un problema. Los Seguros de Hogar MAPFRE y los Seguros de Coche MAPFRE son un buen ejemplo de seguros que cubren lo necesario sin necesidad de realizar grandes gastos.

 

  • Aprovecha las ofertas en los supermercados. Muchas tiendas de alimentación usan descuentos estilo del 3X2 u ofreciendo la segunda unidad a mitad de precio. Estas ofertas son un truco que sirve de gancho para que vayas a su establecimiento y realices más gasto. Sin embargo, si realizamos una planificación meticulosa y compramos únicamente lo que necesitamos, este tipo de promociones nos pueden ayudar a ahorrar mucho dinero a lo largo del tiempo.

 

  • Evita las compras por impulso. Conectado con el punto anterior, hay que ser conscientes de las estratagemas de los supermercados y no caer en comprar cosas por impulso. Deja de un lado las compras de dulces innecesarios o de objetos que no vas a usar. Comprobarás que no solo tu dinero no desaparece más rápido, sino que además tendrás menos cosas inútiles en tu casa.

 

  • Compara precios. Antes de realizar una compra que conlleve un desembolso grande de dinero comprueba cuales son las principales opciones. Usa internet para asegurarte de que el precio es acorde al mercado.

 

  • Reducir gastos en casa. Hay tres apartados principales donde podemos ahorrar en el hogar. Por un lado está la calefacción, la cual es mejor no tener conectada todo tiempo y tenerla programada gracias a un regulador que se encienda automáticamente cuando la temperatura de la vivienda sea inferior a una determinada temperatura (se aconseja situar dicha cifra en torno a los 20 grados centígrados). Podemos ahorrar electricidad apagando las luces innecesarias y cambiando las bombillas viejas por unas nuevas de bajo consumo. Ducharse en vez de bañarse y  dejar los grifos bien cerrados son unos consejos útiles para ahorrar agua.

 

  • Llevar tu propia comida al trabajo. Cocina en casa y llévate tu comida en tupper al trabajo en lugar de ir siempre a restaurantes. De esta manera no solo disminuirás tus gastos, sino que además podrás comer más sano, pues podrás controlar lo que ingieres.

 

  • Usa menos el coche. No promovemos que dejes aparcado siempre tu automóvil, pero sí que lo uses de una manera más racional. Muchas veces usamos nuestro vehículo para desplazarnos a distancias que podríamos recorrer andando o en bicicleta. Aquellas rutas que sean inferiores a 30 minutos andando no deberíamos realizarlas en coche. Muévete y veras como no solo ahorrarás en gasolina, sino que además tu estado físico será mejor. En las grandes ciudades, con una enorme densidad de tráfico, apostar por el transporte público puede ser una buena alternativa para ahorrar tiempo y dinero.

 

  • Conociendo como realizar la declaración de la renta. Muchas veces desconocemos que ciertas actividades desgravan a la hora de calcular el IRPF. De este modo, si aprovechamos las ventajas fiscales que se nos ofrecen podremos salvar parte de nuestro capital.

 

  • Aprovecha las subvenciones. Hay muchos lugares que hacen descuentos especiales a las personas jubiladas, desempleadas o que poseen el carnet joven. Aprovecha y disfruta de entradas más reducidas o mejores precios de transporte.

Como has podido comprobar, estos pequeños trucos para ahorrar no necesitan grandes cambios y te ayudaran a que tu dinero dure más. El dinero que hayas guardado puedes usarlo para hacer frente a sorpresas que vayan surgiendo o destinarlo a ahorrar en el futuro. Los Planes de Pensiones MAPFRE te ayudarán a que tus ahorros sirvan en el futuro para garantizarte una mejor calidad de vida.

2020-04-24T12:28:40+02:009 mayo, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.