///Trucos de los supermercados para vender más, conócelos para evitarlos

Trucos de los supermercados para vender más, conócelos para evitarlos

3 minutos | Es muy difícil mantenerse firme en el supermercado y comprar tan solo lo que habíamos planificado en casa: siempre metemos algo de más, encontramos algo que habíamos olvidado (huy, qué casualidad) anotar en nuestra lista,… Los supermercados son los lugares […]

Es muy difícil mantenerse firme en el supermercado y comprar tan solo lo que habíamos planificado en casa: siempre metemos algo de más, encontramos algo que habíamos olvidado (huy, qué casualidad) anotar en nuestra lista,… Los supermercados son los lugares donde se concentran todos los productos de alimentación y hogar, además de otras cosas como ropa, libros, electrónica,… en las grandes superficies. Este tipo de establecimiento funciona muy bien y lo hace sobre la base de que nosotros acudimos por comodidad: no hace falta ir a una pescadería, una carnicería, una frutería y al despacho de pan, porque todo está en el mismo establecimiento. Y además hay otras muchas cosas.
Partamos de la base de que cuando vamos al supermercado llevamos una lista muy heterogénea de productos, tanto de alimentación, como de hogar e higiene. Es decir, vamos predispuestos a hacer una buena compra, y es muy raro que compremos solo una barra de pan. Por tanto estamos predispuestos a gastar dinero aunque pensemos en contener el total de la factura.

LO QUE DEBES SABER...

  • Los supermercados intentan que compres más por ti mismo, y por eso colocan los productos a tu vista.
  • Carritos que giran a la izquierda, música que guía nuestro ritmo de compras, colocación estratégica para fomentar la compra por impulso… son algunos trucos.
  • Para evitar caer en ellos, haz una lista de la compra cerrada y no te salgas de ella, no te dejes llevar… y no vayas a comprar con hambre.

Colocación de productos, rotación de pasillos

Existen decenas de estudios al servicio de las grandes superficies para determinar dónde colocar qué productos. Según el perfil del comprador, unos productos estarán colocados más altos o más bajos en las estanterías. No es lo mismo colocar un producto para niños, que para mujeres mayores, que para chicos jóvenes, por dar tres ejemplos sencillos. La colocación de los productos que más interesa vender a cada tipo de cliente está en la línea de visión de cada uno: a la altura de los ojos.

Eso se refuerza con la ligera tendencia de los carros y las cestas a virar a la izquierda, lo que provoca que los controlemos más con nuestro brazo izquierdo y tengamos el derecho más libre para coger los productos fácilmente. Todo influye para hacer que compremos más. Si unimos a ello que cada cierto tiempo «reordenan» los pasillos y lineales, tenemos un cóctel interesante. ¿Cuántas veces has recorrido el súper pensando «dónde está esto»? Cuanto más tiempo estés en el recinto, más probable es que compres algo de más.
La música ayuda también, pero no a ti sino a la tienda. Una música suave y relajada hace que te lo tomes con calma y pases más tiempo en el súper. Eso es ventajoso cuando hay poca clientela. Cuando el local está lleno es mejor «aligerar» y por eso se «pincha» música más rápida, estridente o en cierto modo molesta: para el cliente llega a ser mejor acabar cuanto antes y marcharse, lo que redunda en un mayor flujo de clientes y, como bola extra, la posibilidad de comprar algo por impulso.
¿Te has encontrado alguna vez con un atasco de carros? No es casual, porque los pasillos son estrechos a propósito en algunas superficies, de forma que sea muy fácil meterse en un atolladero. Como podemos comprobar todos los trucos que utilizan los supermercados son muy sutiles y nos llevan a una situación que nos predispone a comprar algo más: algo que no habíamos previsto. Los carros son grandes por motivos prácticos, lógicamente, pero hasta eso juega en nuestra contra en algunos casos. Esto ya es hilar demasiado fino.
¿Se puede luchar contra esto? No demasiado, es difícil, pero lo que podemos hacer es concienciarnos bien sobre qué vamos a comprar y qué no queremos hacer. ¿Seremos capaces de no comprar lo que no esté en nuestra lista? Eso ya es una lucha entre nuestra voluntad y las habilidades sugerentes de nuestro supermercado.
¿Te interesa cómo ahorrar? Suscríbete a nuestro boletín y recibe los mejores consejos para ahorrar en tu email.
Vía | Actibva

2019-07-09T11:55:51+02:004 abril, 2014|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.