///Una hucha para ahorrar es el principio

Una hucha para ahorrar es el principio

¿No eres capaz de ahorrar? Si no has probado la técnica del cerdito, empieza ya. Cómprate una hucha para ahorrar nada de botes ni tarros, una hucha tradicional y que no puedas abrir sin romper. El ahorro no es un […]

¿No eres capaz de ahorrar? Si no has probado la técnica del cerdito, empieza ya. Cómprate una hucha para ahorrar nada de botes ni tarros, una hucha tradicional y que no puedas abrir sin romper. El ahorro no es un objetivo fácil en ningún caso. Las dificultades económicas se juntan con los imprevistos, la falta de constancia y las excusas varias. Si buscas una fórmula exitosa para empezar a cumplir con tus propósitos de ahorro, cómprate una hucha para ahorrar y disfruta de las ventajas de esta técnica tan sencilla, pero efectiva.

Los padres y antes los abuelos tenían razón: los expertos confirman que tener una hucha física y tradicional ayuda a fomentar el hábito del ahorro. Es una idea pensada para los niños, pero que resulta efectiva en los adultos, especialmente en los que ya han fracasado con trucos para  mayores como abrir una cuenta ahorro o poner el dinero en sobres o en un bote.

Si no te crees que una hucha –de esas de barro y forma de cerdito de toda la vida- pueda ayudarte a ahorrar, simplemente prueba y luego cuenta tu experiencia. Tienes mucho que ganar y muy poco que perder. Los que ya se han puesto manos a la obra, aseguran que merece la pena darle una oportunidad a la hucha de siempre y destacan sus ventajas frente a otras formas de ahorro.

Ventajas

  • Fácil, accesible y sin letra pequeña

No es necesario que te estudies las condiciones de una cuenta ahorro ni de un productos financiero concreto, la hucha no tiene muchos misterio tanto pongas dentro tanto vas a tener. Evita que retrases el momento de empezar a ahorrar escudándote en excusas como tener que encontrar la cuenta y forma adecuada en los diferentes bancos o entidades. No hay ningún estudio de productos que tengas que hacer.

  • Inmediato y palpable

Los expertos aseguran que ver como tus ahorros crecen y se materializan, anima y estimula a los más reticentes al ahorro. La hucha cuenta con esas cualidades ya que veras día a día como gana en peso y te sentirás orgulloso de tus logros.

  • Flexible

Tú elijes cuándo y cuánto metes en tu hucha, aunque a este respecto es importante señalar que lo mejor es marcarse una rutina y hacer todo lo posible por no saltársela tampoco con la hucha. Los ahorradores de hucha física aseguran que funciona muy bien elegir, por ejemplo, un tipo de moneda –la de 2 euros- y poner en la hucha todas las que caigan en tus  manos.

  • Ideal para objetivos a corto plazo

Las huchas tienen una capacidad limitada lo que es ideal para fomentar el primer ahorro o animar a los que no acaban de coger una hábito de ahorro, es fácil marcarse un objetivo con una hucha y luego, hacerlo realidad cuando la hucha esté completa. Importante la hucha solo debe abrirse cuando esté llena.   Las ventajas de las huchas para incitar al ahorro convencen a muchos y es cierto que hay poco que perder, pero si de verdad quieres triunfar con esta técnica de ahorro y que sea el principio de un buen hábito para el resto de tu vida es importante que seas concienzudo en la aplicación de la técnica cerdito para el ahorro.

  • Compra una hucha sin tapón ni “puertas de atrás”, una vez que eches el dinero no podrás recuperarlo salvo rompiéndola (si eliges una hucha de barro o cerámica de un golpe fuerte y seco o con un abrelatas si te decides por una de aluminio o metal).
  • Ponle un objetivo a tu ahorro. Si eres mal ahorrador ponte un fin sencillo y accesible como comprarte alguna cosa que te guste o un capricho que no sea necesario que ahorres un año. Para los ahorradores más avanzados, puedes plantearte objetivos más grandes e importantes como un viaje o abrir por fin un producto de ahorro para el futuro.
  • Imponte normas para el ahorro. No es necesario que sean muchas, pero debe existir un plan de ahorro alrededor de tu hucha y tienes que cumplirlo. Elige una tipo de moneda para meter y un día a la semana, por ejemplo.
  • No escondas tu hucha. Parece un detalle sin importancia, pero no lo es. Debes tener tu hucha siempre en un lugar visible para ser consciente de tu nuevo reto y, además, poder cogerla a menudo y disfrutar de su avance.

Con las ventajas que tiene comprarse una hucha para ahorrar y los consejos a seguir para no fracasar en el intento, ya solo resta que también seas consciente de las desventajas o, mejor dicho, limitaciones que puede tener esta forma de ahorro.

Desventajas

  • Muy limitado

No puedes negar la realidad: ahorrar en una hucha está bien, pero es bastante limitado y muy emplazado al corto plazo. Es una fórmula adecuada para cosas muy concretas o para animarse a ahorrar y demostrarte a ti mismo que eres capaz, pero no es válido para largos proyectos, afrontar imprevistos o situaciones económicas complicadas.

  • Cero rentabilidad

El ahorro está muy bien, pero lo ideal es lograr que ese dinero que guardas además crezca y te ofrezca rendimientos, y esto es algo que una hucha física no puede hacer por ti. La rentabilidad anima al ahorro y lo hace mucho más práctico y ventajoso.

  • Poca seguridad

Una hucha no tiene ningún tipo de respaldo, y si te la roban o desaparece, adiós a tus ahorros o intentos de ello.   No hay duda de que puedes empezar con otras formas de ahorro e incluso en aspectos de tu día a día como el transporte. Si bien, la hucha física es una buena alternativa para ganar en confianza y costumbre.

Cuando tengas tu primera hucha rellena y disfrutada, no tardes en comprarte la segunda y recuerda que, para ahorrar para el futuro, los Planes de Pensiones MAPFRE son flexibles y muy accesibles. Funcionan igual que como una hucha personal, para que protejas tu jubilación con garantías.

2020-02-04T12:03:33+02:009 junio, 2017|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.