Abuela y nieto hablando detrás de un robot

Lovots y otros robots para combatir la soledad

canalJUBILACION

Los robots suelen facilitarnos determinadas tareas y actividades. Pero hay un pequeño grupo, cada vez más amplio, que ha sido diseñado con el único propósito de ofrecer amor y compañía a sus usuarios. Te contamos más sobre los lovots y otros robots para combatir la soledad.

Una de las novedades que más llamó la atención en el CES Las Vegas 2020 (la feria anual de tecnología) fueron los lovots, unos robots simpáticos y amigables diseñados para ayudarnos a sobrellevar emociones tan humanas como la soledad.

No son los únicos autómatas que parecen tener empatía y saber de sentimientos. La inteligencia artificial aplicada a estas máquinas ha permitido desarrollar interesantes propuestas, como las que te contamos a continuación.

Los lovots, unos robots que derrochan amor

Ilustración de manos humanas y manos de un robot estrechándose

En una sociedad tan fuertemente ligada a la tecnología, no es de extrañar que hayamos decidido cambiar nuestras mascotas por máquinas. Eso son, a grandes rasgos, los lovots: robots nacidos con la única pretensión de brindarnos amor. De hecho, de ahí viene su nombre: de la fusión de la palabra “robot” con “love” (amor en inglés).

A diferencia de los clásicos robots que ayudan, trabajan y hacen todo tipo de tareas, los lovots no son prácticos ni útiles, pero «despiertan sentimientos de amor en sus dueños y entablan con ellos una relación similar a la que puede desarrollarse, por ejemplo, con una mascota real”, afirma Kaname Hayashi, uno de sus creadores. Además, no necesitan cuidados ni atención constante como los perros y gatos. Por lo que son una excelente alternativa para aquellas personas que, por su estado de salud, no pueden hacerse cargo de un ser vivo.

Tienen ojos expresivos, una nariz que recuerda a la de un oso de peluche, un brazo a cada lado del cuerpo, son suaves y blanditos y pueden andar y emitir sonidos. Además, están repletos de sensores que les permiten detectar caricias, y lo último en reconocimiento facial para diferenciar los estados de ánimo de sus dueños. Un amigo al que se le puede achuchar, acariciar, hablar y con el que se puede jugar.

Nuka, la foca robot que busca tu abrazo

Nuka o Paro es, a simple vista, un entrañable peluche con forma de cría de foca. Sin embargo, en su interior esconde un complejo mecanismo de Inteligencia Artificial con sensores, micrófonos y luces que le convierten en un autómata con funciones muy especiales. Es capaz de reconocer el habla, sentir los abrazos y caricias y hace todo lo posible para conseguir ese abrazo tan ansiado.  Además, en función de la respuesta que reciba, puede adaptar su comportamiento, incluso tiene la capacidad de aprender cosas nuevas.

Se ha utilizado en diversos hospitales de todo el mundo descubriendo efectos muy positivos sobre la salud de las personas, ayudándoles a reducir sus niveles de ansiedad, estrés y tristeza. Según su creador Takanori Shibata, uno de los pesos pesados del mundo de la robótica, existen diversos estudios que demuestran su potencial terapéutico en el caso de personas con demencia.

Nao, el humanoide capaz de mantener conversaciones

Este robot de aspecto humanoide desarrollado por la compañía francesa Aldebaran Robotics (del grupo Softbank) es totalmente programable y autónomo.

Gracias a sus dos cámaras, cuatro micrófonos, nueve sensores táctiles, dos sensores de ultrasonidos, 8 sensores de presión, un acelerómetro y un giróscopo, Nao percibe todos los detalles de su entorno, lo que le permite interactuar de forma natural con las personas. Entre sus virtudes, es capaz de aprender el nombre de todos los usuarios, leer la prensa, informar sobre el tiempo, jugar un partido de fútbol, bailar y hasta realizar sesiones de fisioterapia.

En la actualidad, se ha incluido como un miembro más en muchas residencias.

Aido, un asistente para el hogar

Aido es un robot de apariencia sencilla que, a grandes rasgos, recuerda la forma de ET: una gran cabeza cuadrada y un cuerpo pequeño. Además de brindar compañía, es como un asistente que puede hacerse cargo de las tareas del hogar, impartir lecciones didácticas, ofrecer recetas de cocina, arreglar desperfectos de la casa, llevar tu agenda diaria, servirte como despertador e, incluso, proyectar películas donde quiera que estés.

Cuenta con un avanzado sistema de reconocimiento facial que le permite distinguir a todos los integrantes de la familia, saber sus preferencias y adaptar su comportamiento a ellas.

Si no eres partidario de los robots MAPFRE te puede ayudar ofreciéndote soluciones para que mejorar tú día a día. Descubre los servicios “Y tantos + beneficios del plan de fidelización”.

Información Generación SENIOR

Tambien te puede interesar

Deja Tu Comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.