Glosario de términos

El glosario de términos recoge términos sobre finanzas con definiciones que podrá consultar alfabéticamente, o bien buscando por palabra clave.

FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsAppShare

Jubilación anticipada

Modalidad de jubilación en la que una persona se retira antes de cumplir la edad legal  (también denominada edad ordinaria) marcada por la ley. La normativa que entró en vigor el 1 de abril de 2013 recoge dos modalidades de jubilación anticipada, la voluntaria y la forzosa.

La jubilación anticipada voluntaria deriva de una decisión tomada por el interesado. Pueden acogerse a esta modalidad los trabajadores de todos los regímenes, incluidos los autónomos. Los requisitos para acceder a esta modalidad de jubilación son:

1-Haber cumplido la edad mínima exigida, que es dos años antes que la edad legal establecida.

2-Haber cotizado al menso 35 años a la Seguridad Social (el servicio militar y la prestación social sustitutoria cuentan como periodo de cotización, de como máximo un año).

3- El importe de la pensión ha de resultar superior a la cuantía de la pensión mínima que le  correspondería al interesado por su situación familiar al cumplimiento de los 65 años de edad. En caso contrario, no se podrá acceder a esta fórmula de jubilación anticipada.

La jubilación anticipada forzosa deriva de una situación no elegida por el interesado. Por ejemplo:

-Un despido colectivo (ERE) o un despido objetivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

-Extinción del contrato por resolución judicial, conforme a la Ley Concursal.

-Muerte, jubilación o incapacidad del empresario (salvo en los casos de sucesión empresarial.

-Extinción de la personalidad jurídica del contratante.

-Extinción del contrato de trabajo debido a una causa de fuerza mayor constatada por la autoridad laboral.

-Extinción de la relación laboral de una mujer motivada por ser víctima de violencia de género.

Los requisitos para acceder a la jubilación anticipada forzosa son:

1-Haber cumplido la edad mínima exigida, que es cuatro años antes que la edad ordinaria de jubilación.

2-Haber cotizado al menos 33 años (computa el servicio militar y la prestación social sustitutoria, como máximo un año).

3-Ser demandante de empleo al menos seis meses antes de la fecha de solicitud de la jubilación.

Cuando la jubilación anticipada forzosa derive de un despido colectivo o un despido objetivo deberá acreditarse que se ha recibido la correspondiente indemnización por ello o que se ha interpuesto una demanda judicial reclamando dicha indemnización o de impugnación de la decisión extintiva. Se acreditará mediante documento de la transferencia bancaria recibida o la documentación acreditativa que lo demuestre.

Tanto la jubilación anticipada voluntaria como la forzosa conllevan una reducción de la cuantía de la pensión: por cada año de adelanto de la jubilación, se aplican unos coeficientes reductores que minoran la prestación. Es decir, no cobrará el 100 % de la pensión.

FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsAppShare