3 minutos | Existen circunstancias que permiten retirarse de la vida laboralmente activa antes de la edad ordinaria de jubilación, la jubilación anticipada con discapacidad del 45% es una de esas circunstancias en las que pueden aplicarse coeficientes reductores a la edad de jubilación.

La jubilación anticipada con discapacidad del 45 por ciento es posible, aunque está sujeta a que se trate siempre de discapacidades reglamentariamente determinadas en las que concurran evidencias que determinan de forma generalizada y apreciable una reducción de la esperanza de vida de esas personas.

Requisitos

La Seguridad Social especifica los requisitos básicos que deben cumplir los trabajadores que quieran solicitar coeficientes reductores para obtener una jubilación antes de los 65 años. Fundamentalmente los trabajadores por cuenta ajena y por cuenta propia incluidos en cualquiera de los regímenes que integran el Sistema de la Seguridad Social tienen que acreditar:

  • Estar en alta o en situación asimilada a la de alta en la fecha del hecho causante.
  • Que a lo largo de su vida laboral, han trabajado un tiempo efectivo equivalente, al menos, al período mínimo de cotización que se exige para poder acceder a la pensión de jubilación, afectados por alguna de las discapacidades enumeradas en el apartado siguiente y que hayan determinado durante todo ese tiempo un grado de discapacidad igual o superior al 45 por ciento.

Si cumples estos dos requisitos, podrías ser beneficiario de una cuota de reducción en tu edad de jubilación. Aunque el siguiente punto a tener en cuenta para saber si puedes o no disfrutar de este beneficio es el tipo de discapacidad que sufras.

Qué discapacidades permiten la jubilación anticipada

No todas las discapacidades reconocidas con un grado igual o superior al 45 por ciento tienen derecho a solicitar una jubilación anterior a la edad ordinaria, fijada actualmente en 65 años. Las discapacidades que sin dan lugar a este derecho están determinadas y fijadas por ley.

Hasta el momento actual, la Seguridad Social describe así las discapacidades que pueden aspirar a una jubilación más temprana:

“Las discapacidades en las que concurren evidencias que determinan de forma generalizada y apreciable una reducción de la esperanza de vida y que podrán dar lugar a la anticipación de la edad de jubilación, son las enumeradas en el artículo 2 del RD 1851/2009, de 4 de diciembre, por el que se desarrolla el artículo 161 bis de la LGSS en cuanto a la anticipación de la jubilación de los trabajadores con discapacidad en grado igual o superior al 45%”.

Una última limitación define este derecho a una jubilación anticipada con discapacidad del 45% -igual o superior- es la edad, ya que legalmente para este supuesto de jubilación, al margen de todas las cuotas de reducción que puedan aplicarse, ningún trabajador se retirará de la vida activa laboral antes de los 56 años. La seguridad Social confirma este punto:

La edad mínima de jubilación de las personas afectadas, en grado igual o superior al 45 por ciento, por una discapacidad de las enumeradas –recogidas en ley-, será, excepcionalmente, la de 56 años a partir del 1 de enero de 2012” y hasta la fecha actual.

Excepciones

En cuanto al cómputo del tiempo efectivo trabajado que se hará para estas situaciones excepcionales, es importante saber que se descuentan todas las ausencias al trabajo. Con tres excepciones:

  • Las que tengan por motivo la baja médica por enfermedad común o profesional, o accidente, sea o no de trabajo.
  • Las que tengan por motivo la suspensión del contrato de trabajo por maternidad, paternidad, adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural.
  • Las ausencias del trabajo con derecho a retribución.

Tanto en estos casos de jubilación, como en otras circunstancias que aparecen de la forma más inesperada en el acontecer diario o en casa, lo más seguro y con mayores garantías, es contar con el respaldo del Seguro de Hogar MAPFRE para que tanto tu como tu familia podáis solventar este tipo de situaciones de la manera más cómoda y ventajosa.

Revisado por MAPFRE