3 Min de lectura | La jubilación anticipada o prejubilación tiene impacto en la declaración del IRPF del trabajador al tratarse de un capital adicional percibido. Esto aumenta la base de tributación y, por lo tanto, el tipo impositivo que retiene Hacienda aumenta.

Todos los trabajadores que se jubilan de forma anticipada o cuya empresa decide prejubilarles reciben a cambio una compensación económica por parte de la compañía. Este capital del retiro anticipado se considera un rendimiento del trabajo y está sujeto a cotización a la Seguridad Social.

Además, abona sus correspondientes impuestos, por lo que hay que incluirlo en la declaración del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

¿Qué impacto tiene en el tramo impositivo de la renta?

Al aumentar la retribución anual total del trabajador, la compensación por jubilación anticipada también eleva la base imponible sujeta a tributación por IRPF. Por lo tanto, el tramo afectado por el tipo marginal -o último- del impuesto que se aplica también cambia en ese ejercicio en el que se percibe el capital “extra”. Concretamente, la retención impositiva crece de forma significativa. Veámoslo con un ejemplo.

Trabajador que se prejubila y recibe compensación

Imaginemos un trabajador de 60 años con 35 años cotizados que percibe una retribución bruta de 35.000 euros anuales. La empresa decide prejubilarle, para lo que le abona una compensación de 40.000 euros. En total, la cantidad sujeta a tributación por IRPF aumenta hasta los 75.000 euros.

Al ser el IRPF un impuesto progresivo, veamos a continuación cómo tributa cada parte del salario anual de 35.000 euros (sin la compensación por jubilación anticipada, solo teniendo en cuenta los tipos estatales, no los autonómicos, y sin aplicar deducciones):

  • Los primeros 12.450 euros tributan al 19 %: 365,5 euros
  • Entre 12.450,01 y 20.200 euros, al 24 %: 860 euros
  • Entre 20.200,01 y 35.000 euros, al 30 %: 440 euros

Hucha y pizarra con la palabra “jubilación” escrita en inglés
Por su salario anual, el trabajador abona 8.665,5 euros, lo que resulta en una retención media (o tipo medio) del 24,8 % aproximadamente. Ahora, a la cifra anterior le sumaremos los 40.000 euros de compensación por jubilación anticipada, en las mismas condiciones que en el ejemplo anterior:

  • Los primeros 12.450 euros tributan al 19 %: 365,5 euros
  • Entre 12.450,01 y 20.200 euros, al 24 %: 860 euros
  • Entre 20.200,01 y 35.200 euros, al 30 %: 450 euros
  • Entre 35.200,01 y 60.000 euros, al 37 %: 176 euros
  • Entre 60.000,01 y 75.000 euros, al 45 %: 750 euros

Es decir, por una retribución bruta de 75.000 euros (35.000 de salario y 40.000 por la compensación de la prejubilación), el trabajador deberá abonar 24.601,5 euros. El tipo medio de retención pasa, con la inyección de la jubilación anticipada, del 24,8 al 32,8 %.

¿Cómo puedo obtener ventajas fiscales?

Actualmente, el mercado incluye algunos productos que pueden ayudarte a obtener ventajas fiscales a la hora de realizar la Declaración de la Renta. Este es el caso de los Planes de Pensiones MAPFRE, que entre las ventajas que ofrecen incluye una posible reducción de la base imposible del IRPF. Consulta la información para que puedas obtener beneficios en caso de jubilación anticipada.

 

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador MAPFRE