4 Min de lectura | La jubilación anticipada forzosa es una modalidad de retiro laboral que se produce antes de alcanzar la edad establecida legalmente. En este caso, el trabajador no tiene voluntad de abandonar la actividad profesional, sino que es una situación que se produce por motivos ajenos.

La jubilación anticipada forzosa tiene lugar solo en unos determinados supuestos, como por ejemplo los despidos colectivos, el desempleo de larga duración o los ERE (expediente de regulación de empleo). Por lo tanto, se trata de un tipo de retiro involuntario por parte del trabajador, ya que este se puede encontrar perfectamente capacitado para continuar desempeñando su puesto.

No obstante, para abandonar el mundo laboral a través de esta vía es preciso cumplir una serie de requisitos. Algunos de ellos han cambiado por la última reforma de las pensiones, sobre todo los coeficientes reductores mensuales que se deben aplicar y los supuestos que se contemplan.

Edad para acceder a la jubilación anticipada forzosa

La jubilación anticipada por causa no imputable al trabajador puede tener lugar hasta 4 años antes de la edad legal ordinaria. En el caso del año 2022, esta se establece en 66 años y 2 meses si no se alcanza un periodo de cotización de 37 años y 6 meses. En caso contrario, el retiro habitual se adelanta a los 65 años.

Por ello, en dicho periodo, el abandono del mundo laboral antes de tiempo y de forma involuntaria es posible que se produzca a partir de los siguientes momentos:

  • Si no se ha cotizado el tiempo anterior, a los 62 años y 2 meses.
  • Cuando se ha trabajado una duración superior, a los 61 años.

Periodo de cotización mínimo

Los trabajadores que accedan a la jubilación anticipada forzosa también deben haber cotizado al menos 33 años, de los cuales 2 tienen que estar comprendidos dentro de los 15 inmediatamente anteriores a la solicitud. Además, se exige que la persona haya estado previamente inscrita como demandante de empleo durante 6 meses, como mínimo.

Es importante señalar que los trabajadores por cuenta propia no pueden acceder a esta modalidad de retiro. Este colectivo únicamente puede acogerse a la pensión antes de la edad ordinaria si es de forma voluntaria.

Hombre escribiendo en un folio y utilizando una calculadora

Causas de la jubilación anticipada forzosa

El derecho a este tipo de jubilación se origina en los siguientes supuestos:

  • Despido colectivo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.
  • Despido objetivo por causas de la misma índole.
  • Extinción del contrato por resolución judicial en los casos que contempla la Ley Concursal.
  • Muerte, jubilación o incapacidad del empresario individual o extinción de la personalidad jurídica del contratante.
  • Extinción del contrato de trabajo por la existencia de una causa de fuerza mayor constatada por la autoridad laboral.
  • Extinción del contrato por voluntad del trabajador como consecuencia de una movilidad geográfica, una modificación sustancial de las condiciones o un incumplimiento del empresario.
  • Extinción del contrato por voluntad de la trabajadora víctima de violencia de género.
  • Extinción del contrato porque el empleado se oponga a un traslado que implica cambio de residencia en el caso de las empresas cuyos centros no se consideran móviles itinerantes.
  • Extinción del contrato por voluntad del trabajador cuando tenga motivos justificados, como una modificación importante de las condiciones que origine un menoscabo en su dignidad, la falta de pago del salario o retrasos continuados, un incumplimiento grave de las obligaciones del empresario, etc.

Cuantía de la pensión por jubilación anticipada forzosa

En la jubilación anticipada forzosa, la cuantía de la prestación varía según los coeficientes reductores que se apliquen en cada caso. Con la última normativa, estos porcentajes se calculan de forma mensual sobre el importe de la pensión en lugar de hacerlo cada trimestre sobre la base reguladora como ocurría anteriormente.

  • Reducción que oscila entre un máximo del 30 y un 24 por ciento si el retiro tiene lugar 4 años antes de la edad ordinaria, en función de que se haya cotizado menos de 38 años y 6 meses, o si el periodo trabajado es superior.
  • Reducción entre el 22,5 y el 18 por ciento cuando la jubilación se produce con 3 años de adelanto.
  • Reducción entre el 15 y el 12 por ciento si el trabajador se jubila con 2 años de antelación.
  • Reducción entre el 5,50 y el 4,75 por ciento si el retiro se efectúa un año antes de lo fijado.

Dado que la jubilación anticipada involuntaria es una situación que no puede controlar el trabajador, siempre conviene estar preparado para lo que pueda acontecer. En este sentido, los Planes de Pensiones MAPFRE constituyen la ayuda económica que se necesita cuando se produce una disminución de los ingresos, como en este supuesto.

CALCULA TU JUBILACIÓN

Logo Jubilacion Y Pension
canalJUBILACIÓN

El equipo de redacción de canalJubilación lleva más de 10 años preocupándose por tus ahorros y porque sigas manteniendo una buena calidad de vida en el momento de la jubilación. Pero no solo eso, aquí encontrarás información útil y práctica sobre relaciones laborales, impuestos, prestaciones y mucho más.

Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica para acompañarte en las diferentes etapas de tu vida.