2 Min de lectura | En algunos casos, una persona se puede jubilar casi de forma obligatoria, como por ejemplo cuando se produce un ERE en una empresa. Hoy te contamos todo sobre qué es la jubilación forzosa.

La jubilación forzosa es un tipo de jubilación que se puede definir como anticipada, con la diferencia de que el trabajador no tiene voluntad de retirarse del mundo laboral. Esta situación se puede dar por diversos motivos, como por ejemplo porque se pacte una rescisión del contrato de trabajo por alguna razón económica o de empleo. Aunque hemos de tener en cuenta que el trabajador debe tener una edad mínima.

En determinados casos se puede afirmar que la jubilación forzosa coincide con la jubilación voluntaria, aunque en términos de voluntad las diferencias son abismales. Un trabajador puede estar perfectamente capacitado para realizar su trabajo, pero en presencia de un ERE y gracias a la jubilación forzosa, puede ser el primero en ser descartado para continuar desempeñando su puesto.

Edad forzosa de retiro para la jubilación

La edad forzosa de retiro empezó siendo de 61 años, aunque se irá incrementando progresivamente hasta llegar a los 63 años en 2027. Esto se debe a que esta edad debe ser cuatro años inferior a la edad exigida para jubilarse de forma voluntaria. Como ésta va aumentando hasta llegar a los 67 años en 2027, la edad de jubilación forzosa en España también va subiendo en paralelo.

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, no sólo la edad de jubilación se irá modificando, sino también las condiciones se endurecerán independientemente del tipo de retiro que sea. Con estos datos, este tipo de jubilación sigue pareciendo una forma “barata” de despedir a los trabajadores si una empresa tiene algún problema o se ve abocada a convocar un ERE.

Conociendo qué es la jubilación forzosa, si te ves involucrado en un caso así, no dudes en recurrir a la cobertura de defensa jurídica del Seguro de Hogar MAPFRE que te ofrece un servicio completo para reclamaciones laborales, entre otras.

¿Hasta qué punto es justa la jubilación forzosa?

El adjetivo “forzosa” ya implica determinadas connotaciones negativas y de forma general, no suele tener una buena acogida entre los trabajadores. Como comentábamos antes, puede parecerse a la jubilación anticipada, pero en realidad ésta se da con la voluntad del trabajador y en el caso de la jubilación forzosa alguien decide que es hora de jubilarse y ha de acatarse.

Desde el propio Gobierno se concede que la jubilación forzosa es algo negativo, ya que «no se puede tratar igual al trabajador que abandona el mercado de trabajo por razones económicas o forzosas que el que decide marcharse por propia voluntad. Esa distinción está salvaguardada».

Es decir, es un despido del trabajador que, en lugar de ir al paro, se jubila. Y, por lo tanto, el despido debe estar justificado.