< 1 minuto Los funcionarios están sufriendo como todo el mundo los recortes y políticas de austeridad dl gasto público puestas en marcha por la crisis. Y en 2012, son las aportaciones a su plan de pensiones las que se verán congeladas.

El recorte de gastos y las medidas previstas para reducir el déficit público han tocado de lleno a los funcionarios. Además de otro año con el sueldo congelado, y de trabajar más tiempo a la semana (de 35 a 37,5 horas), también se quedarán este año sin la aportación de su Plan de Pensiones de Empleo, según publica el Boletín Oficial del Estado: “Las administraciones, entidades y sociedades públicas no podrán realizar aportaciones a planes de pensiones de empleo o contratos de seguro colectivos que incluyen la cobertura de la contingencia de jubilación”.

En 2010, los funcionarios vieron recortado su sueldo un 5 %. En 2011, a pesar de ser congelado su salario, se destinó un 0,3 % de la masa salarial a las aportaciones del Plan de Pensiones de Empleo.

Los Planes de Pensiones, ya sean Individuales, de Empleo o Colectivos, son productos de ahorro privado flexibles. El partícipe aporta cada año el capital que quiera pero si un año o dos o los que sean no aporta dinero al fondo de pensiones, no será penalizado por ello y seguirá conservando los mismos derechos económicos.