2 minutos | Un ERE es un Expediente de Regulación de Empleo que lleva a cabo la empresa cuando alega causas económicas, técnicas, productivas, etc.

¿Qué se considera ERE?

Hablamos de ERE cuando se produce un despido colectivo que afecta, en un periodo de 90 días, como mínimo a 10 trabajadores en aquellas empresas de menos de 100 empleados, al 10% del total de trabajadores en compañías que tengan entre 100 y 300 empleados o a 30 trabajadores en grandes empresas de más de 300 empleados. Además, como hemos comentado antes, la empresa debe alegar algún motivo objetivo: económico, organizativo, técnico o de producción.

Cómo afecta a la jubilación

Debes saber que el ERE no afecta a la jubilación en absoluto. El único inconveniente es pasar a percibir la prestación por desempleo, pero aun en esta situación, la base de cotización para la jubilación se mantiene y es idéntica a la que se reflejaba en las nóminas de los últimos 180 días antes de cesar en la empresa.

Estar al tanto de esta información es importante, ya que significa que mientras cobramos el paro, tanto la asistencia sanitaria como las cotizaciones para la jubilación, viudedad, invalidez permanente, incapacidad temporal, etc., estarán aseguradas.

¿Qué pasa si no se percibe la prestación por desempleo?

En el caso de que se haya llegado a la situación en la que sólo se cobre un subsidio o ayuda por desempleo, la situación cambia. En este supuesto ya no se cotiza a la Seguridad Social para la jubilación ni para cualquier otra contingencia, aunque sí se garantiza la asistencia sanitaria.

A pesar de ello, es posible suscribir un convenio especial con la Seguridad Social para que sea el propio trabajador quien pague la cuantía mensual necesaria para tener acceso a una pensión en el futuro. Esto es, existe la opción de cotizar sin trabajar.

También podemos mencionar un caso excepcional en el que sí se cotiza por jubilación estando cobrando un subsidio: es el que hace referencia a los mayores de 55 años o los trabajadores fijos discontinuos de esa edad. Esta distinción se realiza debido a la edad de estas personas, muy próxima a la de jubilación.

Sabiendo en qué aspectos afecta un ERE a la jubilación, no dudes en contratar un Plan de Pensiones MAPFRE en cuanto tu situación laboral te lo permita, ya que estarás formando un capital al que recurrir cuando más lo necesites y que te servirá como complemento de la pensión pública.

Revisado por MAPFRE