La movilidad laboral, la apertura de fronteras y las consecuencias de la crisis han propiciado la emigración. ¿Sabrías cómo gestionar la cotización si nos vamos a un país con convenio bilateral con España? Te lo contamos aquí.

En los últimos años han sido muchas las personas que han elegido destino y se han marchado en busca de trabajo. Si éste es tu caso te interesará saber que la Seguridad Social de nuestro país tiene establecidos diferentes convenios con algunos países para que se compute todo el tiempo cotizado a la hora de solicitar una prestación.

En el caso de que el país al que se ha emigrado se encuentre dentro de la Unión Europea no hay mayor problema, ya que los sistemas de Seguridad Social de los diferentes países se coordinan a través del Derecho Comunitario de forma obligatoria. Pero, ¿cómo gestionar la cotización si nos vamos a un país con convenio bilateral con España?

Lo primero que debes conocer es el listado de los países con los que España tiene firmado un convenio bilateral: Andorra, Argentina, Australia, Brasil, Cabo Verde, Canadá, Chile, Colombia, Corea, Ecuador, Estados Unidos, Filipinas, Japón, Marruecos, México, Paraguay, Perú, República Dominicana, Rusia, Túnez, Ucrania, Uruguay y Venezuela.

¿Qué garantizan los convenios bilaterales?

Este tipo de convenios son un instrumento que los países utilizan para garantizar las diferentes prestaciones a sus trabajadores. Así, existen una serie de principios que los dos estados se comprometen a cumplir, entre los que destacan el de totalización de las cotizaciones.

A través de este punto se asegura que el tiempo que se haya cotizado en un determinado país será reconocido en la región de origen con el fin de utilizarse para solicitar una determinada prestación. Así, si has trabajado en alguno de los países anteriormente citados cuentas con la garantía de que todos los periodos cotizados en el extranjero serán tenidos en cuenta.

También debes saber que el proceso para que se reconozca una prestación a través de un convenio bilateral es bastante largo, llegando incluso a durar más de dos años. Por este motivo es aconsejable tener preparada toda la documentación necesaria, tal como certificaciones del tiempo cotizado, contratos, vida laboral, etc.

Sabiendo que gestionar la cotización si nos vamos a un país con convenio bilateral con España no debería dar demasiados problemas, no dudes en ir aportando poco a poco a tu Plan de Pensiones MAPFRE con el objetivo de conseguir un complemento a la pensión de jubilación. De esta forma podrás disfrutar de esta etapa de la vida plenamente.