2 Min de lectura | Tu retiro laboral está cerca y comienzas a preguntarte algunas cuestiones: ¿qué debo hacer? ¿a quién debo comunicárselo? ¿cómo se solicita la pensión de jubilación? Te lo contamos.

Si estás próximo a cumplir la edad de jubilación, es el momento de empezar a hacer las gestiones necesarias para dar paso a esta nueva etapa de tu vida: el retiro laboral. Uno de los aspectos que más inquietud genera es el de la pensión. Cuál será su cuantía, cuándo empezarás a cobrarla y, más aún, qué trámites hay que llevar a cabo para solicitar la pensión de jubilación, que es de lo que trataremos en esta ocasión.

¿Cómo solicitar la pensión de jubilación?

Si estás en situación de alta, lo primero que debes hacer es comunicar por escrito a la empresa tu intención de jubilarte para que esta informe a la Seguridad Social de tu baja con fecha del día anterior al que empieces a ser pensionista. Si eres autónomo, tendrás que darte de baja, ya que la pensión de jubilación es incompatible con el trabajo.

Para iniciar el proceso de solicitud de la pensión debes:

Una vez cumplimentada la solicitud, debes entregarla, junto con toda la documentación, en cualquier centro de atención e información de la Seguridad Social con cita previa. Los trabajadores del mar deben presentarla en las direcciones provinciales del Instituto Social de la Marina (ISM).

La resolución de la pensión, y su consiguiente notificación al interesado, se producen en un plazo máximo de 90 días, aunque por lo general no suele extenderse de los 19 días. Aquí te contamos cómo consultarla.

¿Cuándo hay que empezar los trámites?

El momento de presentar la solicitud depende de la situación en la que te encuentres:

  • Situación de alta: puedes hacer la solicitud en los tres meses anteriores o posteriores a la fecha del cese del trabajo, aunque no empezarás a cobrar la pensión hasta el día siguiente al hecho causante (el cese de actividad).
  • Situación de baja: debes presentar la solicitud cuando cumplas la edad legal ordinaria. Empezarás a recibir la prestación a partir del día siguiente al de presentación de la solicitud.
  • Situación asimilada al alta (por ejemplo, paro involuntario, vacaciones retribuidas no disfrutadas, excedencia forzosa, etc.): tienes que solicitarla en la misma fecha en la que cumplas todos los requisitos. Una vez presentada, comenzarás a recibir la cuantía a partir del día siguiente, excepto en algunos casos, que es cuando se produzca el hecho causante.

Si tienes dudas concretas sobre cómo se solicita la pensión, al margen de esta información de aplicación general, lo más adecuado es que te dirijas a una de las oficinas del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

Prepararse e informarse es la mejor forma de disfrutar de esta nueva etapa de la vida. Además, si quieres garantizarte tranquilidad y relax, apuesta por contar desde ya con un Plan de Pensiones MAPFRE, rentabilidad y previsión para tu futuro.