Si una persona se ha trasladado a trabajar a un país que tiene convenio con España, no hay ningún problema, ya que la seguridad social de ambos países se comunica entre sí y se suma el tiempo cotizado para calcular la pensión de jubilación en España. Además de los países de la UE, también es posible computar los años trabajados fuera de España para la pensión con Suiza y con los del Espacio Económico Europeo (EEE), que son Noruega, Islandia y Liechtenstein.

Convenios con países para contar los años trabajados fuera de España para la jubilación

Otros países con los que España tiene firmado un convenio bilateral son Andorra, Argentina, Australia, Brasil, Cabo Verde, Canadá, Chile, Colombia, Corea, Ecuador, EE.UU., Filipinas, Japón, Marruecos, México, Paraguay, Perú, República Dominicana, Rusia, Túnez, Ucrania, Uruguay y Venezuela.

En el supuesto de que el país donde se ha cotizado parte de la vida laboral no tenga convenio con nuestro país, habrá que informarse y confirmar si corresponde algo para computar la pensión de jubilación.

Como hemos dicho antes, es posible recibir la prestación de jubilación aunque se haya cotizado en diferentes países, siempre que éstos entren dentro de lo que hemos comentado. Para solicitar la pensión se debe acudir al lugar de residencia o donde se haya realizado la última actividad laboral. Si se pide en España, el Instituto Nacional de la Seguridad Social se encarga de remitir la solicitud a las instituciones de los países donde se alegue haber ejercido actividad laboral, quienes también estudiarán el derecho a pensión.

Si, por ejemplo, se ha cotizado en España y Francia, se suman los años cotizados en ambos países y a la hora de cobrar la pensión, cada uno pagaría de forma proporcional según el tiempo que se haya cotizado en él.

Para percibir la prestación por jubilación, los emigrantes que vuelvan deben haber cotizado un año en la Seguridad Social española, un tiempo que se sumará al resto de años cotizados en otros países extranjeros. Los años exigidos como mínimo para acceder a ella son 15 y sólo se pagará por lo cotizado en España, es decir, no se tendrán en cuenta las bases de cotización de los otros países a la hora de calcular la cuantía de la prestación.

Ahora que ya sabes cómo computan los años trabajados fuera de España para calcular la pensión, no dudes en solicitarla si ya te corresponde. Además, recuerda contratar un Seguro de Salud MAPFRE para disfrutar con total plenitud de esa nueva etapa de la vida. Te informamos de la póliza que más se ajusta a ti y a tu familia.

Revisado por MAPFRE