3 Min de lectura | La jubilación en España es un derecho, no una obligación. Los trabajadores que lo deseen pueden extender su vida laboral más allá de la edad legal de retiro. En términos generales, la extensión de la carrera no tiene límites y la Administración plantea incentivos para el ciudadano que decida retrasar la edad de jubilación.

El aumento de la esperanza de vida y las dudas sobre la sostenibilidad de las pensiones públicas aconsejan medidas como retrasar la jubilación, además de contratar productos privados de ahorro. Como complemento de los cambios legales que plantean extender la edad legal de retirada, o jubilación ordinaria, cualquier ciudadano que cotice a la Seguridad Social puede extender su carrera laboral hasta cuando lo desee.

¿Me puedo jubilar cuando quiera?

En España, la jubilación es un derecho y no una obligación, salvo para los funcionarios, que tienen una edad de retiro forzoso. En este contexto, un trabajador puede seguir trabajando más allá de la edad legal que le corresponde, simplemente no ejerciendo su derecho a la retirada y prolongado la etapa de cotización a la Seguridad Social. Esta decisión, además, contempla incentivos por extender la vida laboral.

Incremento de la pensión

Hombre mayor mirando unos documentos

Si un trabajador extiende su vida laboral más allá de la reglamentaria o legal, tiene derecho a percibir un porcentaje adicional en la pensión (a la espera de los cambios que plantea la reforma en marcha). En función de los años cotizados adicionales, estos son los incentivos (que varían en función de la escalada de la edad de jubilación):

  • Incremento del 2% por cada año completo cotizado adicional. Este periodo se mide desde la fecha en la que el trabajador alcanzara de forma efectiva la edad legal de jubilación si el trabajador hubiera acreditado 25 años cotizados al cumplir dicha edad.
  • Alza del 2,75 % cuando el interesado hubiera acreditado entre 25 y 37 años y tres meses cotizados.
  • Incentivo del 4 % si el trabajador pudiera acreditar más de 37 años y tres meses cotizados.

¿Y a partir de 2022?

El aumento progresivo de la edad de jubilación la llevará hasta los 66 años y tres meses el año que viene, mientras que la cotización mínima para acceder a la pensión completa se situará en 37 años y seis meses. Sube, por tanto, en tres meses en ambos conceptos.

Las principales novedades de la reforma de las pensiones que entrarán en vigor en los próximos meses será para aquellas personas que quieran continuar en activo más allá de la edad legal de jubilación. Concretamente, la nueva normativa les eximirá de cotizar por contingencias comunes -exceptuando la incapacidad temporal-, lo que incrementará los incentivos de la demora en el retiro.

En cuanto a los incentivos económicos directos para el trabajador, la pensión registrará un aumento del 4% por cada año trabajado -y cotizado- de más. O bien se premiará, según los años cotizados, con un abono único que puede llegar a ser de hasta 12.060,12 euros en los casos de carreras de cotización superiores a los 44 años y medio y sueldos de más de 37.000 euros.

Aunque seas de los que quiere alargar la edad de jubilación para aumentar la cuota de la pensión, lo ideal es que cuentes, de forma paralela, con un Plan de Pensiones de MAPFRE, con diversas formas de ahorro y las mejores garantías del mercado que harán que el día de mañana disfrutes de la misma solvencia al margen de lo que hayas cotizado.

CALCULA TU PRECIO

 

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador de MAPFRE