3 minutos | En muchas ocasiones se suele hablar de forma indistinta de plan de jubilación y plan de pensiones, aunque realmente no son dos conceptos iguales, sino que funcionan de diferente forma y no tienen las mismas ventajas fiscales.

Todas las señales apuntan a que la cuantía de la pensión que recibiremos cuando nos jubilemos será insuficiente para mantener un nivel de vida medio. Por ello, si ya estás pensando en el día de tu jubilación, te conviene conocer la diferencia entre plan de pensiones y plan de jubilación para elegir uno u otro en función de tu situación.   A pesar de sus particularidades, ambos hacen referencia a un complemento extra de la pensión y como es lógico, la cantidad dependerá de lo que se vaya aportando año tras año. A modo de resumen, podríamos decir que el plan de jubilación es un seguro y por su parte, el plan de pensiones es un producto financiero que nos permite aportar cantidades periódicas de dinero para recuperarlo cuando nos jubilemos.

Planes de pensiones

  • Los planes de pensiones pueden ser, principalmente de renta fija, de renta variable o de renta mixta. Esto significa que cada persona, independientemente de su perfil de riesgo, dispone de una modalidad de plan de pensiones a su medida. Sus características principales son:
  • El plan de pensiones son un contrato colectivo, es decir, que el contratante se adhiere a un fondo.
  • El fondo recibe aportaciones de diversos clientes y es gestionado por un banco o por una gestoría especializada.
  • Los planes de renta fija suelen invertir en bonos de empresas o en deuda pública, entre otros productos. Los de renta variable se emplean en acciones (tienen un riesgo mayor, aunque la rentabilidad también es superior). Y por último, los planes mixtos tienen una parte dedicada a renta fija y otra a renta variable.
  • Es deducible fiscalmente.
  • El plan de pensiones, salvo casos excepcionales, solo puede rescatarse cuando nos jubilamos.
  • La rentabilidad de un plan de pensiones suele ser más alta que la de un plan de jubilación, pero también depende mucho más de los azares del mercado, por lo que implican un mayor riesgo, especialmente cuando son de renta variable.

Planes de jubilación

Este tipo de planes son gestionados por las compañías aseguradoras, por lo que es bastante habitual que en ocasiones se conozcan como seguros. Sus características principales son:

  • A diferencia del anterior, en el plan de jubilación es posible disponer del dinero en cualquier momento, siempre y cuando se cumpla con las condiciones pactadas, ya que de lo contrario hay que pagar una penalización.
  • Otra de las diferencias más destacables es que el plan de jubilación tiene una menor rentabilidad en comparación con el plan de pensiones, pero al mismo tiempo es un producto con un menor riesgo.
  • El plan de jubilación no se puede deducir en la declaración de la renta, aunque como contrapartida, al recibir el dinero cuando finalice el período, solo se tributará por los intereses generados, ya que durante los años previos se pagan los correspondientes impuestos por las cuotas.

De forma genérica, estas son las principales diferencias entre un plan de jubilación y un plan de pensiones. Aunque a la hora de pensar en el futuro, suelen asaltarnos muchas dudas y la decisión no es fácil, en MAPFRE te ofrecemos los Planes de Pensiones que mejor se ajustan a tus necesidades y objetivos personales.

LO QUE DEBES SABER…
  • El plan de jubilación es un seguro y el plan de pensiones, un producto financiero.
  • El plan de pensiones puede ser de renta fija, variable o mixta.
  • El dinero del plan de pensiones no se puede sacar antes de la jubilación, pero las aportaciones desgravan en la declaración de la renta.
  • Si tienes un plan de jubilación puedes disponer del dinero en cualquier momento según las condiciones pactadas. Tiene menos rentabilidad que el plan de pensiones pero también menos riesgo y no desgrava.

Foto | Elite Medical

Revisado por MAPFRE