3 Min de lectura | La pensión en favor de familiares es una prestación que pueden percibir las personas dependientes económicamente y convivientes con un fallecido que ha cotizado previamente un periodo determinado a la Seguridad Social. ¿Sabes quién la puede solicitar?

La muerte del miembro de una familia, responsable de la manutención de sus convivientes, puede poner en riesgo la protección de estas personas. Ante el peligro de que queden desamparadas, el sistema nacional de pensiones, a través de la Seguridad Social, pone a su disposición la pensión en favor de familiares. A continuación, detallamos las fórmulas para acceder a ella, la cuantía y la forma de gestionarla.

¿Qué es esta prestación?

La prestación en favor de familiares, también conocida como pensión por cuidar padres, es un tipo de pensión pública que pueden solicitar aquellas personas dependientes económicamente de un fallecido y convivientes con él. Los perceptores la podrán cobrar hasta que logren estabilizar sus ingresos, y hay una serie de requisitos para percibirla.

¿Cómo se puede acceder a esta prestación?

Se trata de una pensión contributiva, por lo que se debe poder acreditar que el fallecido cotizó a la Seguridad Social un determinado periodo. Concretamente:

  • El causante (fallecido) debió estar dado de alta o en situación asimilada al alta al menos 500 días ininterrumpidos en los cinco años anteriores a su muerte o en 15 años de su vida laboral total.
  • Si no estaba en situación de alta, debe cumplir 15 años en toda su vida laboral.
  • Si era pensionista o su muerte vino causada por accidente profesional o enfermedad ocupacional, no se exige periodo de cotización previa.

Respecto a los familiares, y potenciales beneficiarios de esta pensión, también deben haber cumplido una serie de condiciones:

  • Haber convivido con el fallecido un mínimo de dos años.
  • No recibir otras prestaciones públicas, a excepción de orfandad y viudedad.
  • Demostrar la situación de desamparo y falta de medios para subsistir.
  • No haber sido condenados en sentencia firme por comisión de homicidio.

¿Quién puede percibirla?

La pensión en favor de familiares la pueden percibir los nietos y hermanos del fallecido que:

  • No tengan padres ni madre.
  • Que sean menores de 18 años.
  • Mayores de 18 años con incapacidad permanente absoluta o gran invalidez.
  • Menores de 22 años, con ingresos inferiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) anual.

Madres y abuelas del fallecido:

  • Viudas.
  • Solteras.
  • Casadas cuyo marido sea mayor de 60 años y esté incapacitado para el trabajo.
  • Separadas judicialmente.
  • Divorciadas.

Cuantía

Billete de 100 euros

En términos generales, la pensión en favor de familiares corresponde a la aplicación del porcentaje del 20% de la base reguladora. Esta cifra se podrá complementar con el 52% de la pensión de viudedad, en caso de que no haya cónyuge con vida ni hijos con derecho a prestación. Si hay varios beneficiarios, no podrá superar el 100% de la base reguladora.

Causas de la extinción

La pensión en favor de familiares puede extinguirse en función de diferentes criterios, según cada grupo de perceptores. En el caso de los ascendientes, los hijos o los hermanos de pensionistas, dejarán de percibir esta prestación:

  • Si contraen matrimonio.
  • Si fallecen.
  • Si se comprueba que el causante no ha fallecido.

En el caso de los nietos y hermanos del causante, dejarán de percibirla:

  • Si cumplen la edad mínima fijada.
  • Si contraen matrimonio.
  • Si son adoptados.
  • Si fallecen.
  • Si cesa la incapacidad que les otorga el derecho a la pensión.

 

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador de MAPFRE