Todos los trabajadores, después de una vida en activo dentro del mundo laboral, tienen derecho a disfrutar de una pensión de jubilación, servicios sociales y asistencia sanitaria pública siempre que la necesiten. Como es lógico, para disfrutar de estos derechos, es necesario cumplir con una serie de requisitos. Aunque los primeros suelen estar claros, ¿se conoce del mismo modo todo sobre las obligaciones de los pensionistas tras la jubilación?

Estas obligaciones se pueden considerar de sentido común y casi todas ellas están relacionadas con el estado de la economía familiar, la información relativa al domicilio habitual o la localización de la persona. Así, si

¿Cuáles son esas obligaciones?

Al igual que cuando se está recibiendo la prestación por desempleo, en el caso de los pensionistas también están obligados a comunicar ciertos cambios a la Seguridad Social. Para hacer llegar los nuevos datos suelen tener un periodo de 30 días naturales y se resumen en los siguientes:

  • Todos los cambios que se produzcan en el estado civil del pensionista: nuevos nacimientos en su seno familiar, así como las defunciones que se hayan producido.
  • Cualquier cambio de domicilio del interesado: si se muda a otra casa o piso, si cambia de comunidad autónoma, ciudad o país, etc.
  • Si comienza cualquier actividad laboral también hay que comunicarlo al INSS, ya que puede no ser compatible con la pensión. En el caso de que suceda esta circunstancia, la cuantía de la pensión se modificaría.
  • El reconocimiento o cobro de pensiones extranjeras, o de otras pensiones nacionales.
  • Si el pensionista está recibiendo un complemento por mínimos, es decir, aquel que se percibe para alcanzar la cuantía mínima de la pensión, también hay que informar a la Seguridad Social de una serie de aspectos:
  • Si se produce un aumento de las rentas del pensionista o de su cónyuge. Este incremento podría no ser compatible con los complementos por mínimos y en caso de no avisar, se consideraría un fraude.
  • Cuando el cónyuge inicie una actividad laboral. En este caso tampoco podría ser compatible con dichos complementos.
  • Si el cónyuge comienza a cobrar unas pensiones extranjeras o cualquier otra nacional.

Después de conocer todo sobre las obligaciones de los pensionistas tras la jubilación, si aún te quedan muchos años hasta que llegue este momento, no dudes en contratar ya tu Plan de Pensiones MAPFRE para asegurar tu futuro con un complemento a la pensión de la Seguridad Social. Te informamos del plan que más se ajusta a ti.

LO QUE DEBES SABER...

  • Los pensionistas tienen una serie de obligaciones con la Seguridad Social que deben cumplir en un plazo no superior a 30 días.
  • Por un lado tenemos las obligaciones relacionadas con los cambios de domicilio y situaciones personales, y por otro los relacionados con las actividades económicas.
  • Si se perciben complementos por mínimos, es necesario saber qué cambios hay que comunicar.

Revisado por MAPFRE