3 Min de lectura | Existe una edad legal de jubilación, pero no una jubilación obligatoria. Salvo excepciones, alargar la vida laboral tiene ciertas ventajas para el posterior retiro. En este artículo te descubrimos estas excepciones y cuándo puede una empresa jubilar a sus empleados.

Buena parte de la población trabaja con la mente puesta en un momento concreto: el de la jubilación. ¿Qué pasa si no es tu caso? Hay por lo menos tres razones para seguir en activo más allá de la edad ordinaria de jubilación:

  • Sumar años para cobrar el 100% de la pensión si no llegas a los 35 de cotización
  • Mejorar tu pensión pública por alargar la vida laboral.
  • Disfrutas de tu trabajo tanto como para no querer dejarlo.

Si alguna de ellas es tu caso, es normal que te preguntes si existe la jubilación obligatoria o forzosa y si vas a poder seguir trabajando hasta cuando tú quieras y no cuando otros decidan.

Qué marca la edad legal de jubilación en España

La edad legal de jubilación en España cambia cada año y continuará haciéndolo hasta alcanzar los 67 años en 2025, siempre que no haya nuevas modificaciones. ¿Quiere esto decir que debes jubilarte a esa edad? ¿Es obligatorio retirarse a una edad determinada? Nada más lejos de la realidad.

Lo que la edad de jubilación determina es el momento en el que puedes jubilarte, no en el que estás obligado a hacerlo. De hecho, existen la posibilidad de adelantar esa fecha a través de la jubilación anticipada y otras para retrasarla, como la jubilación activa.

Lo que debes tener claro es que jubilarse es un derecho y no una obligación. En otras palabras, esa edad de jubilación legal no es la edad de jubilación obligatoria. Como trabajador puedes elegir alargar tu vida laboral más allá de los 67 años y, además, disfrutar de incentivos por hacerlo.

Trabajador de edad avanzada

https://unsplash.com/es/fotos/UuW4psOb388

¿Puede la empresa obligar a jubilarse a un trabajador?

Una cosa es que no haya una edad jubilación y otra que la empresa no pueda jubilarte. ¿Podría hacerlo? La realidad es que tampoco. La máxima sigue siendo que jubilación es un derecho no una imposición.

Con carácter general podrías extender tu vida laboral hasta donde tú quieras, salvo excepciones. Una de ellas es la jubilación forzosa de manera anticipada, más propia de ERE y cierre de la empresa.

La otra es la jubilación obligatoria y forzosa según figura en el Real Decreto-Ley 28/2018 y las modificaciones incluidas por la  Ley 21/2021 de reforma de las pensiones. Estos textos prevén la jubilación obligatoria en caso de que así lo recoja el convenio colectivo de la empresa o del sector.

Eso sí, la Ley 21/2021 limita a los 68 años esta jubilación obligatoria por parte de las empresas. Además, la empresa solo podrá obligar a jubilarse a los trabajadores dentro de una serie de objetivos coherentes de política de empleo. Por ejemplo, el de un relevo generacional.

Estas normas cambian para los trabajadores públicos. Los funcionarios del Régimen de las Clases Pasivas sí que tienen fecha de caducidad laboral obligatoria, por lo menos en sus puestos dentro de la administración pública.

La jubilación forzosa de los funcionarios públicos llega a los 65 años de edad, aunque algunos empleados públicos pueden alargarla hasta los 70 años. Es el caso de los profesores universitarios, magistrados, jueces, fiscales y letrados de la Administración de Justicia.

Ventajas de retrasar la edad de jubilación

Ahora que ya sabes que la jubilación obligatoria no existe, salvo casos aislados, es fácil que te preguntes por qué querrías retrasar tu retiro. Al principio del artículo te dábamos tres ejemplos y de todas, hay una que afecta a todos los trabajadores: la posibilidad de mejorar su pensión pública.

La Seguridad Social establece una bonificación de hasta el 4% por cada año cotizado que sumes a partir de la edad de jubilación legal. A modo de ejemplo, una pensión de 28.000 euros o 2.000 euros al mes (recuerda que la pensión tiene 14 pagas), aumentará 80 euros al mes por cada año que alargues tu vida laboral.

Tanto si optas por seguir trabajando como si quieres retirarte a la edad legal, es conveniente complementar tu pensión pública con un Plan de Pensiones MAPFRE u otras soluciones de inversión a largo plazo. Así podrás vivir la jubilación que tú quieras y no la que marque la pensión pública.

CALCULA TU JUBILACIÓN

Logo Jubilacion Y Pension
canalJUBILACIÓN
Equipo de redacción de canalJUBILACIÓN en

El equipo de redacción de canalJubilación lleva más de 10 años preocupándose por tus ahorros y porque sigas manteniendo una buena calidad de vida en el momento de la jubilación. Pero no solo eso, aquí encontrarás información útil y práctica sobre relaciones laborales, impuestos, prestaciones y mucho más.

Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica para acompañarte en las diferentes etapas de tu vida.