Hipoteca y jubilación: ventajas y obstáculos

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Si tu jubilación está a la vuelta de la esquina y necesitas hipotecarte para tener tu casa soñada en la playa y vivir esta nueva etapa, asegúrate de disfrutar de los beneficios de combinar hipoteca y jubilación. Hay pros y contras que debes sopesar.

 

Hombre mayor con llaves junto a él mujer mayor con maqueta casa en la mano

 

Las condiciones para conseguir en 2017 un préstamo hipotecario son más restrictivas y duras que hace unos años, lo que hace que en el caso de los jubilados, el escenario se complique.  A pesar de ello, hay algunos beneficios de una hipoteca en la etapa de jubilación, pero también desventajas.

 

Pros de pedir hipoteca jubilado

 

  • Ingresos constantes y seguros

La falta de estabilidad en el mercado laboral y los ingresos no constantes hacen que los jóvenes sufran cada mes – en el caso de estar hipotecados- la incertidumbre de si podrán hacer frente a su hipoteca. Cuando estás jubilado y recibiendo una pensión contributiva, ese problema desaparece por completo.

 

Un pensionista puede cerrar su cuenta de ingresos y gastos de forma mucho más certera que un joven, ya que sus ingresos son constantes, periódicos y seguros, por lo que es mucho más fácil saber cuál es su nivel de endeudamiento factible, es decir, cuánto puedes dedicar cada mes de tu pensión a pagar la letra de una hipoteca.

 

  • Longevidad a tu favor

El tiempo que resta para pagar la hipoteca importa y mucho a las entidades financieras, eso hace que la esperanza de vida en ascenso y creciendo sea una buena noticia, si quieres combinar jubilación e hipoteca. El plazo del préstamo puede ser más largo.

 

Después de tu jubilación y con ingresos puntuales y constantes gracias a tu pensión y al complemento extra de tu Plan de Pensiones MAPFRE, tienes por delante años de disfrute y poder adquisitivo para poder afrontar mensualmente el pago de tu letra, dado que la edad de la vejez hoy se pospone en una década al menos, según confirman los gerontólogos.

 

  • Con aval juvenil

    Si hace unas décadas tú avalaste a tus hijos en su hipoteca, ahora te vendrá muy bien que ellos pueden hacer lo  mismo por ti. Una de las ventajas de pedir una hipoteca en edad de jubilación es que puedes contar con el apoyo de tus familiares más jóvenes, socios o amigos solventes.

     

    Con más tiempo, tu red de posibles avalistas será mucho más extensa y viable que cuando empezabas a trabajar, por ejemplo.

     

    Contar con el respaldo de otras personas jóvenes y solventes allanará mucho el camino hacia tu hipoteca como jubilado. Lograrás mejores condiciones y será más sencillo que puedas disfrutar de un préstamo hipotecario con más de 60 años. Otra alternativa es que incluyas como titular a una persona joven en tu crédito.

     

    • Ahorros y bienes inmuebles

    Una de las grandes ventajas que tienen los mayores frente a los jóvenes a la hora de solicitar una hipoteca es que suelen contar con más ahorro y es fácil que ya tengan, al menos, una  propiedad inmobiliaria en titularidad y sin cargas.

     

    La hipoteca inversa es una posibilidad que tienen en exclusiva  los mayores de 64 no para comprar otra casa, pero sí para mejorar su bienestar económico durante la jubilación. Se trata de un crédito con garantía inmobiliaria.

     

    Contras de pedir hipoteca estando jubilado

     

    • Tu edad

    La edad de jubilación se retrasa de forma paulatina y por ley, en 2027 será de 67 años. Sin embargo, para los bancos aún los 65 es una edad bastante significativa y marca la diferencia en muchos casos entre un puede y un no, cuando se va a solicitar un préstamos hipotecario.

     

    Si necesitas o estás pensando en cambiar de casa o por cualquier motivo crees que necesitarás una hipoteca cuando te jubiles, el consejo es que intentes adelantar en el tiempo la solicitud de la misma si quieres ganar posibilidades y conseguirla en mejores condiciones.

     

    • Mejor con jubilación anticipada

    La edad legal y la edad real de jubilación por el momento dista bastante, lo que se traduce en jubilaciones anticipadas más numerosas que se producen incluso antes de los 65 años y esto es una buena noticia para los pensionistas que tienen hipoteca o quieren solicitarla.

     

    Las estadísticas demuestran que es más ventajoso pedir un préstamo para una vivienda estando retirado, antes de la edad ordinaria, ya que el banco valora positivamente que tengas más tiempo para pagar tu crédito y disfrutar de tu nuevo hogar.

    Hipoteca y jubilación: ventajas y obstáculos was last modified: noviembre 18th, 2017 by CanalJubilación

    Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

    Deja un comentario

    Todos los campos son obligatorios

    Conectar con Facebook

    Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre